Venezuela. El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, reconoció estar inquieto ante la posibilidad de que el principal banco de Alemania inicie una transacción con el Ejecutivo de Maduro, a través del Banco Central de Venezuela, y que esto ayude a estirar el mandato de un dictador.

"La entidad que actualmente le ofrece dinero a Maduro por la reserva nacional de oro es el Deutsche Bank. Nosotros queremos comunicarle a la opinión pública, al Parlamento y al Gobierno de Alemania que si ese banco sella ese trato estará financiando a una dictadura y a una élite política corrupta. Esta transacción no sólo representaría un problema ético para el Deutsche Bank, sino también legal", dijo el parlamentario.

Este viernes, la Asamblea Nacional le enviará una carta formal al director ejecutivo del Deutsche Bank, John Cryan, y al subdirector ejecutivo de esa institución, Dr. Marcus Schenck, para hacerles saber que, debido a su carácter inconstitucional, la operación financiera en torno a la reserva de oro del Estado venezolano terminará siendo anulada. "El banco no debería poner en riesgo su reputación con una transacción que no será reconocida", enfatizó Borges.

Esta no es la primera vez que la oposición se pronuncia sobre este tipo de asuntos.

A principios de 2017 el Gobierno de Maduro quiso tramitar un préstamo de 500 millones de dólares con el Banco de Desarrollo de América Latina sin someter esa solicitud al control parlamentario. "Nosotros informamos que ese proceso era ilegal y lo frenamos. Con el Banco Interamericano de Desarrollo pasó algo parecido", recalcó Borges. 

"La oposición tiene carpetas llenas de cartas enviadas a embajadas, a Gobiernos y a entidades financieras desde el primer día de nuestra labor parlamentaria. Más bien hemos logrado frenar muchas negociaciones ilegales. De hecho, en este instante, el Gobierno de Maduro se ensaña con el diputado José Guerra porque él desveló varios casos de ilegalidad financiera en que había incurrido el Ejecutivo", destacó.