Santiago de Chile. Es la vedette de las municipales. La estrella de la jornada, la contienda emblemática por excelencia. Se trata de Santiago, que si bien no es la comuna con más habitantes, conlleva un peso político específico. No sólo porque se trata de la capital del país, sino que estar en el edificio alcaldicio ubicado en la Plaza de Armas implica una proyección nacional.

Además, ganar Santiago supone un golpe comunicacional fuerte en la noche de las elecciones y una inyección de energía para la coalición que se imponga con miras a las senatoriales y presidenciales de 2013.

De ahí que en Santiago compitan "pesos pesados": el alcalde Pablo Zalaquett (UDI), que va a la reelección, y la ex portavoz de Gobierno y ex diputada por el distrito 22, Carolina Tohá.

Como es tradicional, se prevé que la pelea sea voto a voto y de ello están conscientes los comandos de los 2 principales candidatos. Las encuestas públicas han variado desde un empate técnico a una leve ventaja de Zalaquett.

En todo caso, el candidato a la reelección ha señalado, en diversas entrevistas, que maneja sondeos internos que -puntos más, puntos menos- lo dan como ganador.

No obstante, ha precisado que la verdadera encuesta es la de este domingo y que las elecciones se ganan. Por ello, ha mantenido su trabajo en la calle y con los vecinos hasta el último día. Así, por ejemplo, ha compartido jornadas de baile entretenido, recorridos por feria, encuentros familiares, entre otros.

En el entorno de Tohá y conscientes de que los números favorecen al alcalde, en tanto, señalan que Santiago no es una carrera corrida, pues con la entrada en vigencia de la inscripción automática y voto voluntario se produce una incógnita respecto de cuántos concurrirán a votar y cómo operará el nuevo padrón, que –eventualmente- podría ser favorable a la ex legisladora.

Por ello, en las últimas jornadas, Tohá no sólo ha intensificado el contacto con los habitantes de la comuna, sino que también con candidatos de la oposición a alcaldes en otras comunas, como una señal de unidad.

Estrategias. Además del contacto con vecinos, Zalaquett ha utilizado una estrategia similar a la ocupada en 2004, cuando derrotó al entonces DC Jaime Ravinet: un político atípico, con experiencia en gestión municipal -fue alcalde de La Florida por 2 períodos-, y sin apoyarse en otros dirigentes, ni siquiera en su amigo el ministro de OOPP, Laurence Golborne.

De hecho, esta amistad es la que ha suscitado una polémica en las últimas jornadas respecto de si, en un eventual triunfo, Golborne acompañará o no Zalaquett en el balcón, asunto que quedó zanjado con la invitación que La Moneda realizó a sus ministros a esperar los resultados en el palacio de Gobierno.

Otro de los factores que el gremialista se ha encargado de destacar son sus redes con el empresariado lo que le permite obtener recursos para las mejoras comunales. De hecho, destacar que es el alcalde que más dinero ha conseguido para desarrollar proyectos ha sido él, es una de sus ideas fuerza.

Sin embargo, uno de sus flancos débiles –y que ha sido aprovechado por los candidatos opositores- es el financiamiento de su campaña. Sus contendores aseguran que ha excedido el límite de 160 millones que establece la ley. Él señala, por el contrario, que la rendición de cuentas se realiza ante el Servel.

En contrapartida, Tohá ha buscado posicionarse como una figura cercana a la ex Presidenta Michelle Bachelet. De hecho, su eslogan es el mismo que se utilizó en la campaña de 2005 “Estoy contigo”.

Asimismo, la abanderada de la oposición ha buscado llegar a tres grupos de votantes que reúne la comuna: el tradicional, los nuevos votantes y quiénes no residen en Santiago, pero fijaron ahí su domicilio electoral y conocer, a través de encuentros, sus necesidades de los vecinos.

La ex diputada por Santiago ha emplazado en varias ocasiones a Zalaquett: por su idea de que los militares salieran a la calle en situaciones donde Carabineros se viera sobrepasado, el desalojo de colegios durante las movilizaciones estudiantiles, la intervención del barrio Yungay, el cierre de colegios para niños con capacidades especiales.

En este sentido, la ex portavoz de gobierno ha mostrado un estilo más directo y ha buscado posicionarse como una candidata de unidad y democráticamente elegida, pues triunfó en primarias.

Sin embargo, en su entorno, existe conciencia de que los otros tres postulantes a dirigir Santiago –Waldo Mora (PRI), Iván Carrasco (Partido Igualdad) y Mario Aguilar (PH) pueden restarle votos cruciales al momento de conteo.

Análisis. El director del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales (Icso) de la UDP, Claudio Fuentes, explica que la de Santiago es “una campaña muy mano a mano y va a ser incierto el resultado”.

“Creo que Santiago es una mezcla bien curiosa, porque históricamente ha sido de la Concertación y de la derecha, aunque en los últimos años Zalaquett ha logrado consolidar su base de apoyo. Zalaquett se la juega por una opción en donde su figura es la que marca presencia y es un candidato potente. Aunque hay fuertes críticas a su gestión, tiene una base de apoyo importante”, dijo.

A juicio de Fuentes, Tohá también “ha logrado posicionarse bien en la comuna, tiene una base de apoyo importante y creo que por eso están voto a voto compitiendo. Tiene una imagen muy buena, Tohá se distancia de la imagen de políticos tradicionales”.

El gran dilema de Tohá, al igual que en Providencia con Josefa Errázuriz, es “si logra movilizar a los nuevos electores. Si lo hace, es probable que gane, pero es muy difícil movilizarlos, porque es el votante tradicional el que va a sufragar. Entonces, la capacidad que tenga ella de encantar y movilizar a sectores emergentes en una comuna que ha crecido mucho y tiene muchos nuevos electores será clave”.

* Vea además en Lanación.cl: "Atentado explosivo en sede central UDI en Providencia"