La Paz. A siete días de haber planteado un giro en la política marítima, Morales ofreció este martes una conferencia de prensa y se refirió a las reacciones que provocó el anuncio del 23 de marzo, Día del Mar, en el país vecino y reafirmó que si el diálogo no garantiza soberanía debe buscarse otras alternativas.

Una de las primeras reacciones que marcó la línea en Santiago fue la expuesta por el presidente Piñera, quien señaló que “Bolivia no puede pretender un diálogo directo, franco y sincero..., mientras simultáneamente manifiesta su intención de acudir a tribunales u organismos internacionales”.

Morales ve la disyuntiva planteada como una amenaza. “Dos países vecinos y hermanos tenemos que hablar permanentemente y dialogar sobre los problemas que tenemos. ¿Cómo podemos cerrar el diálogo? No puedo entender cuando dicen 'diálogo o demanda'. ¿Es una amenaza? Puedo entender que es una amenaza”, sostuvo el Mandatario en la conferencia ofrecida en la mañana.

El canciller Alfredo Moreno, según EFE, advirtió que el camino judicial adoptado por Bolivia no es el mejor. “La decisión adoptada por el gobierno de Bolivia de acudir ante organismos y tribunales internacionales para demandar la entrega de una salida soberana al mar por parte de Chile tendrá, en definitiva, un mal resultado para ese país”, afirmó la autoridad.

Diálogo. Moreno destacó la importancia del diálogo porque, en su opinión, ha sido positivo hasta el momento. “Nos parece que ése es el camino que tenemos que transitar, y este otro camino pienso que lleva a un mal resultado, precisamente para Bolivia”, dijo.

Ambos países iniciaron en 2006 un proceso de diálogo enmarcado en una agenda de 13 puntos. Comisiones técnicas se reunían dos veces al año para tratar los temas de interés bilateral, pero el país vecino suspendió la segunda reunión de 2010, en la que debía presentar propuestas sobre el mar.

Morales y Piñera decidieron en diciembre agilizar el tratamiento de los puntos de la agenda y encargaron esa tarea a los cancilleres que se reunieron en febrero, ocasión en la que pactaron acelerar el diálogo y fijaron una reunión presidencial sin fecha.

La Constitución Política del Estado, vigente desde febrero de 2009, reivindica el derecho de acceso soberano al océano Pacífico y abre la posibilidad de denunciar los tratados que no se ajusten al texto constitucional. El Tratado de 1904 cierra el paso a una salida soberana al mar.

“Si el diálogo no nos garantiza soberanía, tenemos la obligación de apelar a la comunidad internacional”, insistió Morales y recordó que Bolivia es un país pacifista y que la reivindicación debe “resolverse con justicia y razones”.

Moreno evitó comentar sobre las acciones nacionales en torno a la demanda marítima. El presidente explicó que la decisión de acudir a tribunales internacionales fue analizada al menos con un año de anticipación. “Vamos a poner la demanda, está definido”, sentenció.

Hay pendientes con Chile. El presidente Evo Morales aseguró, a diferencia de su colega Sebastián Piñera, que existen temas limítrofes pendientes con Chile.

“El afirmar que no tenemos temas pendientes es desconocer la historia y desconocer la lucha histórica del pueblo boliviano”, señaló. Añadió que una muestra de esta situación es la agenda de 13 puntos, los años de negociación y los pronunciamientos internacionales.

En una conferencia de prensa también entregó un documento en el que una treintena de organizaciones de Chile respaldan la causa nacional. El senador chileno Alejandro Navarro dijo que hay sectores que ven legítimo el pedido boliviano.

En Chile se afirma que el Tratado de 1904 zanjó el tema de límites. El gobierno boliviano considera que el documento bilateral se forjó bajo la presión chilena y la fuerza, además de que no se cumple.

Se inicia una campaña internacional por el mar

El presidente Evo Morales instruyó el inicio de una campaña internacional para difundir el alcance de la nueva estrategia marítima. Autoridades del ejecutivo, legisladores del MAS y dirigentes de sectores sociales divulgarán esta táctica en todos los foros internacionales a los que asistan.

Este martes en la mañana, durante un encuentro con asambleístas de su partido en el que les informó sobre los alcances de la nueva estrategia, los legisladores asumieron el compromiso de participar en la campaña internacional. Un día antes lo hicieron los dirigentes de 19 sectores sociales que se reunieron con Morales en el Palacio de Gobierno con el mismo objetivo.

La primera dirigente que pondrá en práctica este plan es Felipa Huanca, secretaria general de la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa. Lo hará durante esta semana en un encuentro con sectores sociales y universidades en Antofagasta.

“La bancada tiene una tarea ahora que empieza una campaña internacional, también los dirigentes de los movimientos sociales, que (en) cualquier evento internacional se explicará por qué esta reivindicación”, dijo Morales.