Documentos secretos del gobierno militar brasileño (1964-1985) revelan que ese régimen concedió préstamos por valor de US$115 millones al gobierno castrense del general Augusto Pinochet, según informó este martes el diario Folha de Sao Paulo.

De acuerdo con el rotativo, archivos del gabinete de los ex ministros de Relaciones Exteriores indican que esa cantidad fue concedida en términos “especialmente” favorables en tres tramos y estaba destinada a la adquisición de equipos militares.

Un informe, clasificado como “secreto” y “urgente”, con fecha de 26 de octubre de 1976 asegura que Brasil prestaba “importante ayuda” al régimen de Pinochet.

El entonces secretario del Consejo de Seguridad Nacional, Gustavo Moraes Rego Reis, explicó en un documento con fecha del 9 de noviembre de 1978 al gobernante militar Ernesto Geisel (en la imagen) la división de los pagos y precisó que la autorización inicial de las ayudas databa de noviembre de 1974, un año después del golpe militar de Pinochet.

En ese año se concedieron US$40 millones “en condiciones excepcionales para el patrón brasileño de financiación oficial”, que fueron ampliados posteriormente.

Según los documentos, las cantidades tenían por objetivo la “garantía de la seguridad interna” de Chile.

Además, los documentos revelan que Brasil vendió 910 equipos de radio por valor de US$3,3 millones.

El diario accedió a los documentos en virtud de ley de acceso a la información, sancionada por la Presidenta Dilma Rousseff en 2011.

La norma, que regula el acceso a todos los documentos públicos y solo mantiene en secreto informaciones de carácter personal o las que atañen a la seguridad del Estado, impide que se mantengan en secreto datos que atenten contra los derechos humanos.