"La intención del Gobierno no es alterar nada de la historia ni tomar partido por un matiz u otro", declaró este viernes el ministro secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick, sobre toda la polémica generada por la decisión de cambiar la palabra "dictadura" por "régimen militar" al periodo de Augusto Pinochet en el poder, que abarca desde septiembre de 1973 a marzo de 1990.

El secretario de Estado aseguró que "nunca estuvo en la intención del gobierno que se produjese una controversia sobre un tema de naturaleza estrictamente política en relación a una orientación curricular que sólo fija los parámetros para efecto de los objetivos educacionales".

En ese sentido, agregó que hay que esperar a lo que plantee el titular de Educación, Harald Beyer, sobre esta materia y expresó que "ojalá tengamos una buena, correcta y unitaria apreciación sobre esas situaciones del pasado y que permitan, como base curricular, generar los debates en nuestra enseñanza".

"Sin duda que hay matices y hay distintas visiones", precisó, explicando que en estos casos dichas diferencias "surgen rápidamente".

Ante la polémica, que de inmediato copó los comentarios de las redes sociales, Beyer anunció este jueves que entregarán una nueva propuesta en la próxima sesión del Consejo Nacional de Educación.

Consultado sobre si prefiere llamar "dictadura" o "régimen militar" al mandato de Augusto Pinochet, Chadwick evitó dar su opinión y se remitió a responder que "no soy ministro de Educación".