Diez miembros del Ejército nacional resultaron muertos en la madrugada de este miércoles, después de que, según las primeras hipótesis de la Tercera Brigada del Ejército, integrantes de las Farc perpetuaran un ataque premeditado contra una base militar en el municipio de Buenos Aires, ubicado al norte del Cauca. Sin embargo aún no se tiene certeza, y confirmación de altos mandos militares, de cómo ocurrieron los hechos.

Los hechos ocurrieron cerca de la media noche de este martes en cercanías a la vereda ‘La Esperanza’, cuando guerrilleros de la columna móvil Miller Perdomo de las Farc atacaron a miembros del ejército nacional generándose un enfrentamiento que dejó a otros 17 uniformados heridos, cuatro de estos de gravedad.

Temístocles Ortega Narvaez, gobernador del Cauca, confirmó la información y condenó los hechos, agregando que las autoridades están en busca de llegar a la zona de los hechos, que recordó, es de difícil acceso. “La muerte de 10 soldados no es cualquier cosa”, aseveró, sin embargo animó a continuar y acelera los diálogos de paz de La Habana, para dar fin a actos como el ocurrido este miércoles.

Por su parte, el general Mario Augusto Valencia, comandante de la Tercera División de Ejército, viajó a primera hora de este miércoles a Cali donde en las próximas ampliará información sobre la emboscada realizada en contra del ejército, que constituiría la más grave violación a la tregua declarada por las Farc desde el 20 de diciembre de 2014.

Paradójicamente los hechos se presentan horas después de que por primera desde el inicio del proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc, la guerrilla señalara que está contemplando la posibilidad de dejar armas. Así lo dio a conocer alias ‘Pastor Alape’, quien en diálogo exclusivo con Noticias Caracol y Blu Radio, sostuvo que las armas no son un fetiche para las Farc y que "llegará el momento del desprendimiento total, siempre y cuando se den las garantías para que los movimientos políticos de oposición puedan funcionar”. (Vea: Por primera vez en el proceso, Farc contempla la posibilidad de dejar armas)

En un reciente informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), una de las principales organizaciones que analizan la violencia en el país, se revela que las Farc realizaron el pasado mes cinco acciones ofensivas que suponen una violación del alto el fuego unilateral e indefinido. Se trata de "dos emboscadas y dos hostigamientos a tropas del Ejército, así como el incendio de un vehículo de transporte público", hechos en los que "murieron dos soldados y fueron reportados heridos un civil y doce soldados", detalla el estudio. (Vea: Informe sostiene que las Farc violaron alto al fuego en marzo)

Suspensión de bombardeos. El pasado 8 de abril el presidente Juan Manuel Santos prorrogó por un mes la suspensión de los bombardeos contra campamentos de las Farc. “Las informaciones que me han suministrado el ministro de Defensa y los altos mandos militares indican que durante este mes las Farc han mantenido y han respetado el cese del fuego unilateral. Por este motivo he decidido prorrogar por un mes, y lo iré haciendo hacia el futuro (la suspensión de los bombardeos)”, explicó el mandatario para la fecha.

De igual manera, el jefe de Estado reiteró al momento de hacer pública dicha decisión que esto no significa una tregua bilateral y que la Fuerza Pública continuará protegiendo la vida y los bienes de los colombianos: “Como lo he dicho en reiteradas ocasiones, no vamos a renunciar a los bombardeos si vemos una amenaza inminente sobre una población (...) esperemos que esto nos siga acercando a esa paz que también añoraba Antonio Nariño”.