La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dará a conocer este martes su decisión sobre la demanda que interpuso Costa Rica contra Nicaragua por un diferendo fronterizo que ha dañado los lazos diplomáticos entre ambos países centroamericanos en los últimos meses.

La máxima instancia judicial de la ONU se pronunciará sobre la solicitud de San José de imponer medidas cautelares contra su vecino, al que acusa de haber ocupado militarmente un minúsculo territorio, cuya soberanía se disputan ambos países, y de causar en él daños medioambientales. Nicaragua rebate todas las incriminaciones.

En concreto, San José pide a la CIJ que ordene a su vecino no estacionar tropas armadas en la pequeña isla fluvial de Portillos, ubicada cerca de la desembocadura del río fronterizo San Juan en el Caribe. También reclama que dicte la suspensión de la supuesta construcción por parte de Nicaragua de un canal que asegura está causando daños medioambientales, así como el dragado en la misma zona del San Juan, de soberanía nicaragüense.

Managua sostiene que sus tropas en ningún caso se han instalado en la isla, que además defiende que le pertenece, y que su presencia puntual se debe al paso creciente de narcotraficantes. Al mismo tiempo, niega llevar a cabo obras para construir un canal.

Decisión. La CIJ deberá decidir si acepta la petición de Costa Rica y dicta medidas cautelares, inapelables y de obligado cumplimiento, a la espera de que se pronuncie en el plazo de al menos uno o dos años sobre el juicio de fondo.

Costa Rica acudió a la corte en noviembre de 2010, unas semanas después de una pretendida invasión de militares nicaragüenses de la isla Portillos y que marcó el inicio de un serio deterioro de las relaciones diplomáticas.

Ambos países reforzaron desde entonces la vigilancia en su frontera. Costa Rica, una nación sin ejército, movilizó a policías equipados con armas de guerra. La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, y su par nicaragüense, Daniel Ortega, se comprometieron a acatar la resolución de la corte y desearon que ésta permita avanzar hacia la normalización de sus lazos.