Brasilia. La suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se presentó este lunes ante el senado para defenderse de las acusaciones en su contra por violar leyes presupuestarias, presentadas en un juicio político que podría terminar con su destitución definitiva del cargo.

Los senadores podrían realizar preguntas durante la sesión que se espera dure todo el día. El Senado tiene previsto votar el martes o el miércoles temprano si deciden condenar a Rousseff y removerla de su puesto.

Si es destituida, el presidente interino Michel Temer continuaría oficialmente como líder de Brasil durante el resto del período que se extiende hasta el 2018.

Estas son las frases más destacadas de su defensa:

1. “Soy inocente y no esperen de mí el obsequioso silencio frente a los cobardes que pretenden atentar con el Estado de Derecho”.

2. “Siento un gusto amargo y áspero de la injusticia”.

3. “Estamos a un paso de la consumación de una grave ruptura institucional, de concretar un verdadero golpe de Estado”.

4. "Vengo a mirar directamente a los ojos de sus excelencias y a decir con la serenidad de quien nada tiene de qué responder que no cometí crímenes de responsabilidad”.

5. “Soy acusada injusta y arbitrariamente”.

6. “Las acusaciones de maniobras fiscales son pretextos para derribar a un Gobierno legítimo y viabilizar un golpe" amparándose en la Constitución”.

7. “Aa los casi 70 años, después de ser madre y abuela, nunca renunciaría a los principios que siempre me guiaron: Tengo un compromiso con mi país, con la democracia y el Estado de Derecho”.

8. “He sido intransigente en la defensa de la honestidad y la gestión pública”.

9. “No lucho por mi mandato, por vanidad o apego al poder”.

10. “Lucho por la democracia, por la verdad y la justicia, por el pueblo de mi país”.

* Con información de El Espectador de Colombia y Télam.