Brasilia/ Sao Paulo. La candidata oficialista a la presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, mantiene su liderazgo frente al opositor José Serra antes de la segunda vuelta que se realizará el 31 de octubre, indicaron este miércoles dos sondeos.

Rousseff, ex jefa de gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y seleccionada por el mandatario para sucederlo, tiene una ventaja de seis puntos porcentuales sobre Serra en una encuesta de Ibope y de ocho puntos porcentuales en un sondeo de Vox Populi.

Aunque Rousseff todavía disfruta una saludable ventaja, los resultados muestran que perdió impulso desde hace un mes, luego de fallar en obtener la mayoría absoluta en la votación del 3 de octubre, cuando sumó 47% de los sufragios pero no consiguió el 51% que le habría permitido ganar en primera vuelta.

Esto se produjo luego de que muchos votantes le quitaron el respaldo por dudas sobre escándalos de corrupción que involucraron a su Partido de los Trabajadores (PT) y sobre su posición respecto a la religión y los derechos relacionados al aborto.

Los resultados de las encuestas están en línea con un sondeo de Datafolha, el primero realizado después de la ronda inicial, que mostró a Rousseff con una ventaja de siete puntos porcentuales sobre Serra.

La encuesta de Ibope mostró a Rousseff con 49% de apoyo de los votantes, comparado con 43% de Serra, ex gobernador de Sao Paulo, de acuerdo a TV Globo.

Según esta encuesta, Rousseff recibiría 53% de los votos válidos, frente a 47% de Serra, al descartarse los votos nulos, blancos e indecisos, como se hace el día de votación.

En el sondeo de Vox Populi publicado por el portal de internet IG, la candidata del PT tenía 48% de apoyo entre los votantes, frente al 40% de Serra.

Según este sondeo, Rousseff recibiría 54,5% de los votos válidamente emitidos frente a 45,4% de su oponente.

Los resultados podrían dar un impulso adicional a Serra, luego de que su campaña de Serra recibió un nuevo aliciente cuando Rousseff no logró imponerse en la primera vuelta.

Rousseff ha tratado de revitalizar su propia campaña al ir a la ofensiva, acusando a Serra de encabezar una campaña de difamación en su contra y calificándolo como un títere de los inversores extranjeros en un debate el domingo.

Hace sólo un mes, Serra iba a la zaga de Rousseff por hasta 20 puntos porcentuales, en parte porque la campaña de su contrincante era impulsada por el extraordinario crecimiento económico y el apoyo del enormemente popular Lula.

Pero acusaciones recientes de corrupción que involucraría a una ex asesora de alto rango de Rousseff, sumado a preguntas entre los cristianos evangélicos sobre sus posiciones frente al aborto y otros temas sociales parecieron haberle costado una victoria en primera vuelta.

El sondeo de Ibope consideró a 3.010 personas entre el 11 y el 13 de octubre y tiene un margen de error de +/- dos puntos porcentuales.

La encuesta de Vox Populi consultó a 3.000 personas entre el 10 y el 11 de octubre y tiene un margen de error de +/- 1,8 puntos porcentuales.