La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, consideró este lunes que el desarrollo del país depende de la educación, por lo que los programas para el área son "importantes y estratégicos para los jóvenes y su familia", también por su rol en la distribución de la renta.

"Creo que la educación es la principal herramienta para la conquista de los sueños de cada persona y también para que Brasil continúe creciendo, distribuyendo renta y que sea un país de oportunidades para todos", afirmó Rousseff.

En su habitual programa radial de los lunes, "Café con la presidenta", Rousseff juzgó que "nada es más importantes que la educación cuando se trata de distribución de renta y de garantía en el futuro", y destacó el significado de programas educacionales que permiten y facilitan el acceso de los jóvenes de bajos recursos a la enseñanza superior.

Puso de relieve especialmente el hecho de que el Sistema de Selección Unificada (SISU), para universidades públicas, y el Programa Universidad para Todos (Prouni), para instituciones privadas, democratizaron el acceso a la enseñanza superior en Brasil.

"Sólo con esos dos planes fueron abiertas 300 mil plazas para el nuevo curso que comienza a inicios de año y para el cual los candidatos son seleccionados a partir de la nota obtenida en el Examen Nacional de Enseñanza Media", reseñó, según la agencia Prensa Latina.

Insistió la mandataria en la intención del Ejecutivo de "garantizar una oportunidad para todos los jóvenes que quieran acceder a la universidad" y por eso está en marcha el Programa de Financiamiento Estudiantil para la Enseñanza Superior, por el que favorecido recibir hasta el total de la mensualidad.

El beneficiado con este proyecto solo paga el préstamo -con una baja tasa de interés de 3,4% anual- un año y medio después de concluidos los estudios y a un plazo tres veces mayor que la duración del curso universitario.

"Pero -detalló la gobernante- los graduados en Pedagogía o Medicina pueden tener reducido esa deuda si deciden dar clases en escuelas públicas o atender pacientes del Sistema Unico de Salud en localidades carentes".