Sao Paulo. Uno de los dos candidatos líderes para la elección presidencial de Brasil, que se realizará en octubre, Dilma Rousseff, dejará el 31 de marzo su puesto como alta ministra del gabinete para lanzar su campaña electoral, reportaron este domingo medios locales.

Rousseff, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), fue elegida por el actual presidente Luis Inácio Lula da Silva para sucederlo en diciembre y renunciará como jefa de gabinete para iniciar su campaña, indicó el sitio web Globo.

Según recientes sondeos, Rousseff ha ganado terreno sobre su principal rival, José Serra, del opositor partido PSDB.

Acatando la ley, Serra también deberá renunciar para el 3 de abril a su puesto de gobernador de Sao Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil.

Rousseff, en comentarios realizados el sábado en Puerto Alegre, dijo que dejaría el gabinete de Lula el 31 de marzo y que realizará algunas apariciones de bajo perfil en eventos de gobierno hasta junio.