La Habana. Una diputada española de la oposición se reunió este martes con disidentes en Cuba para expresarles su apoyo, en un viaje no autorizado por las autoridades comunistas de la isla en momentos de renovada tensión con la Unión Europea.

Rosa Díez, de la centrista Unión Progreso y Democracia, se reunió este lunes en La Habana con el opositor democratacristiano Osvaldo Payá, y este martes con el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez.

La diputada española también vio a la blogger Yoani Sánchez, cuyos críticos relatos de la vida en Cuba son muy populares en internet.

"Estamos viendo a representantes de la disidencia cubana, a representantes de los derechos humanos, hablando con ellos, escuchando, interesándonos por cómo ven la situación en el país, cómo creen que puede evolucionar o no la cosa de cara al futuro", dijo a Reuters por teléfono.

Díez dijo que su viaje busca "que la gente que esta aquí en resistencia sepa que no está sóla".

La diputada española llegó el domingo a Cuba con una visa de turista.

El gobierno cubano ha expulsado en el pasado a legisladores europeos que viajaron a la isla para reunirse con disidentes, acusándolos de entrometerse en sus asuntos internos.

La visita de Díez llega en momentos en que el gobierno cubano acusa a Estados Unidos y la Unión Europea de tratar de forzar un cambio en su sistema socialista.

Cuba ha sido blanco de duras críticas internacionales tras la muerte en febrero del preso político en huelga de hambre Orlando Zapata y del acoso en marzo al grupo disidente Damas de Blanco.

El presidente Raúl Castro respondió que Cuba no cedería al "chantaje" de sus enemigos.

El gobierno cubano considera a sus opositores mercenarios a sueldo de Estados Unidos. Alrededor de 200 de ellos están presos, según grupos de derechos humanos.

Díez criticó al gobierno español del socialista José Luís Rodríguez Zapatero por entablar un diálogo con las autoridades cubanas a expensas, dijo, de defender los derechos humanos.

Los opositores "viven como una tragedia que el gobierno de España se haya puesto claramente del lado del Gobierno de Cuba y haya abandonado a su suerte a los disidentes", dijo.

España ocupa este semestre la presidencia rotativa de la Unión Europea.