Santiago. El diputado chileno Jorge Tarud solicitó hoy a la presidenta Michelle Bachelet que revise la designación de José Miguel Insulza como agente del país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, por la demanda marítima boliviana.

El diputado del Partido Por la Democracia, de la coalición de gobierno, dijo que "han transcurrido casi dos meses de su designación como agente, sin que José Miguel Insulza se haya reunido aún con los abogados internacionales que llevan la causa de Chile".

Agregó que Insulza, ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), "está dedicado a hablar de política interna como si fuese un dirigente de partido", además de realizar viajes a regiones y declarar que no descarta una posible candidatura presidencial.

Bolivia presentó en abril de 2013 ante la CIJ una demanda contra Chile para negociar de buena fe una salida al mar, la cual objetó el gobierno de Santiago al alegar que la disputa quedó zanjada en el Tratado de Paz y Amistad de 1904 y que la corte de La Haya no tiene competencia, objeción que rechazó el tribunal internacional en septiembre pasado.

Tarud expresó su preocupación por "la "ambigüedad de (Insulza) al no señalar en forma categórica que él puede eventualmente renunciar para asumir una candidatura presidencial, y no cumplir su palabra empeñada con la propia presidenta Bachelet de que esta causa (la demanda boliviana) él la tomaría hasta el final".

"Aún estamos a tiempo para que la presidenta Bachelet revise su designación para nombrar en ese cargo a un jurista con vasta experiencia en derecho internacional, que se aboque de lleno a la defensa de Chile ante la demanda de Bolivia y que no utilice este cargo como una plataforma electoral", alertó el diputado.

El equipo de La Haya "está políticamente desbalanceado", en consideración a que tanto Insulza como el segundo agente son del partido Socialista y "son ellos los que están haciendo de voceros en esta causa, lo que politiza aún más un tema que no debe ser politizado".