Managua. La Asamblea Nacional (poder Legislativo) de Nicaragua reeligió este jueves como presidente de su junta directiva al legislador sandinista René Núñez, quien obtuvo 88 votos a favor de un total de 92 integrantes, confirmó el órgano legislativo.

A Núñez le corresponderá durante la segunda legislatura la ratificación de las reformas parciales a la Carta Magna, iniciativas que ya fueron aprobadas en primera vuelta en diciembre del 2013.

La víspera, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) infomó a la nación que controlará cinco de los siete escaños de la junta directiva en la Asamblea Nacional durante el nuevo período legislativo.

El saliente presidente de la Comisión Legislativa del Exterior, el también diputado sandinista, Jacinto Suárez, propuso a su colega Gladys Báez para ocupar la tercera vicepresidencia del poder Legistativo por sus méritos como mujer sobresaliente, lo que fue aceptado.

En tanto, la diputada sandinista Iris Montenegro quedó nuevamente como primera vicepresidenta del órgano legislativo, con el respaldo de su bancada.

Mientras, el diputado opositor Wilber López de Bancada Partido Liberal Independiente (BAPLI), propuso a su colega María Sequeira para el cargo de segunda vicepresidenta, propuesta que fue ratificada.

Tanto Núñez como Sequeira obtuvieron los cargos en la junta directiva parlamentaria con el voto a favor de 88 diputados.

La Asamblea Nacional de Nicaragua es el órgano unicameral del poder Legislativo y nació después de la aprobación de la Constitución de 1986, en reemplazo del anterior Congreso de la República.

Está integrada por 92 diputados, los cuales son electos junto con sus suplentes por un período de cinco años mediante el voto universal, directo y secreto. Del total de miembros, 70 son electos de acuerdo a circunscripciones departamentales y regionales.

La junta directiva es electa por la llamada "junta directiva de mayor y menor edad", es decir, con los representes más jovenes y los de mayor edad.

La Constitución de Nicaragua dispone que el presidente y vicepresidente de la nación centroamericana ocupen los cargos de diputado propietario y suplente, respectivamente, una vez que hayan terminado su período constitucional.

La Asamblea Nacional de Nicaragua deberá iniciar de manera formal sus sesiones ordinarias este 10 de enero.