La Cámara de Diputados de Chile aprobó este jueves, con 99 votos a favor, dos en contra y cuatro abstenciones, la moción para hacer pública la Ley Reservada del Cobre que entrega el 10% de las ventas de Codelco a las Fuerzas Armadas.
Este proyecto de ley, al cual se opusieron en el pasado los militares y partidos de derecha, hará posible que los chilenos conozcan su contenido después de tantos años de vigencia y permitirá al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea autoabastecerse de armamentos.
La moción parlamentaria surgió en enero de este año, cuando estalló el caso "Milicogate", sobre un enorme fraude descubierto en el Ejército y por el cual están acusados altos oficiales implicados en negocios sucios y enormes gastos en casinos de juego.
En 2015, las FFAA recibieron el 80% de los aportes de la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco), principal productora de cobre en el mundo, lo cual generó serias dificultades a sus planes de inversión y ante lo cual diversos sectores insistieron en la derogación o modificación de la norma.
De manera paralela, el gobierno de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, estudia alternativas para financiar a las FFAA, las cuales incluyen un plan a largo plazo.
A pesar de que el precio del cobre cayó más de 20% el año pasado, el dinero que entregó Codelco a las FFAA se mantuvo relativamente constante respecto de los años anteriores, según datos de la Dirección de Presupuestos.
Un monto de US$858 millones, equivalente al 80% del total de US$1.070 millones en ingresos de Codelco fue traspasado al fisco en 2015 para ser entregado a las tres armas de la Defensa, según versiones publicadas por el diario local "El Mercurio".
La Ley del Cobre surgió en 1958, pero se modificó durante el gobierno militar (1973-1990).
Esta ley entrega el equivalente al 10% del total de las exportaciones anuales de Codelco a un fondo que administra el Ministerio de Defensa, del cual surgen los recursos para que las distintas ramas de las FFAA compren sus pertrechos militares, de acuerdo con las cuotas de gasto que autoriza el gobierno.
De acuerdo con lo establecido, los excedentes de lo recaudado por dicha normativa se acumulan en un fondo especial que gestiona el Ministerio de Hacienda.
El 20 por ciento restante de los aportes de Codelco al fisco en 2015, correspondió a los impuestos a la renta, específico y de la Ley 2.398, que indica que las empresas estatales deberán pagar un tributo de 40% que se aplicará sobre la participación en las utilidades que le corresponda al Estado.
Desde 1995 y hasta fines de 2015, Codelco entregó US$17.456 millones a las FFAA, suma similar a lo que tiene presupuestado invertir en la actualidad para desarrollar sus proyectos estructurales, vitales para mantener la producción.
Según el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, sin esta ley la minera pudo haber obtenido una utilidad adicional después de impuestos de unos 330 millones de dólares el año pasado.
Algunos legisladores y funcionarios de Codelco propusieron derogar esta ley, la cual distintos gobiernos intentaron cambiar, sin éxito, en tres ocasiones.
La presidenta Bachelet trabaja en alternativas para flexibilizar la norma, que en enero pasado cumplió 58 años.
Diversos estudios indican que la forma de asignar recursos de la Ley Reservada del Cobre "incrementa los riesgos de fraude y corrupción", ya que incluye fondos al margen de la Ley de Presupuestos sobre los cuales el Congreso y la Contraloría tienen escasas facultades para fiscalizar su utilización.