Ciudad de México. La Cámara de Diputados de México aprobó el jueves una reforma constitucional para eliminar el fuero a todos los funcionarios, incluyendo el presidente de la República, a pocos meses de unas elecciones generales en el país.

El dictamen, que aún debe ser aprobado por senadores y ratificado por mayoría de los congresos estatales, modifica y deroga diversas disposiciones de ocho artículos de la carta magna y abriría la puerta a que un presidente en funciones pueda ser sometido a juicio no solo por traición a la patria y "delitos graves del orden común", como hasta ahora.

El candidato presidencial de gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, anunció hace un mes que pediría a los legisladores de su partido -y de los otros de la coalición que lo apoya- presentar una iniciativa para eliminar el fuero.

Meade marcha en tercer lugar rumbo a los comicios presidenciales del 1 de julio, mientras que el izquierdista Andrés Manuel López Obrador lidera cómodamente las preferencias, según sondeos, y ha dicho que de ganar propondría una reforma constitucional para que presidentes en funciones puedan ir a juicio.

Según un comunicado de la Cámara de Diputados, la propuesta de reforma surgió de 32 iniciativas presentadas por diputados federales, congresos locales y ciudadanos, entre 2015 y 2018, entre las que se cuenta la del PRI y sus aliados Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza, que tienen mayoría simple en la cámara baja.