Santiago. La Cámara de Diputados de Chile pidió este viernes el cierre de la Cárcel de Punta Peuco, un penal donde cumplen condenas por violaciones a los Derechos Humanos cerca de un centenar de ex uniformados, en condiciones diferenciadas al resto de la población penal.

La resolución de mayoría pide a la presidenta Michelle Bachelet "proceda a realizar todas las gestiones pertinentes para el cierre del penal".

"Para que no permanezca ni un solo recinto ni institución que favorezca un trato inequitativo a las personas que se encuentran en situación de cumplimiento de condena, tal como acontece con la cárcel de Punta Peuco y, por tanto, despojando a estos reos de su rango y sueldo, retirando además sus fotografías e imágenes de los cuarteles militares", indicaron los legisladores.

Punta Peuco situado en las afueras de la capital chilena, alberga a la plana mayor y ex funcionaros de las disueltas Dirección Nacional de Información (Dina) y Central Nacional de Informaciones (CNI), los organismos represores del gobierno militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Los internos tiene en estos recintos condiciones diferenciadas del resto de la población penal, cárceles individuales con amplios espacios, acceso a régimen libre de visitas, recintos de esparcimiento, entre otras.

Los parlamentarios protestan porque además los ex militares no han sido despojados de sus rangos y mantienen privilegios propios de uniformados en retiro otorgados por sus propias instituciones.

La solicitud se produce a menos de un año de que el gobierno anterior, del centroderechista Sebastián Piñera cerrara el Penal Cordillera, otras cárcel especial, en medio de la conmemoración de los 41 años del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, que significó la llegada al poder de Pinochet.

La decisión de Piñera, resistida por parte de su coalición conservadora, llevó al suicidio del ex jefe represor Odlanier Mena.

La resolución del parlamento contó con los votos en contra de la oposición conservadora, minoría en el legislativo chileno.