Una vez que la querella en su contra sea definitivamente archivada, los directivos de este Diario, Carlos, César y Nicolás Pérez, “harán su pronunciamiento”, señaló ayer la directora encargada Nila Velázquez.

Velázquez señaló que el anuncio del mandatario Rafael Correa de perdonar la condena en contra de los Pérez generó “una especie de alivio”.

“Los empleados lo han tomado bien, creo que en su justa medida, y también esperan que la decisión del presidente llegue a los órganos judiciales para estar en total tranquilidad”, dijo la directora encargada en una rueda de prensa efectuada en las instalaciones del diario.

Por su parte, Nicolás Pérez emitió un comunicado en el que señala que aguarda a que se concrete el perdón anunciado por Correa para él, sus hermanos Carlos y César y el ex editor de Opinión Emilio Palacio, para pronunciarse.

Cuando “se formalice su decisión (la del mandatario) y la presente en los tribunales (...) y sean desestimadas las condenas”, comunicaremos “nuestra posición por medio de los abogados”, expresó.

En tanto, el canciller Ricardo Patiño anunció que Ecuador sí irá a la audiencia convocada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington para “decirles en su cara lo que tienen que escuchar”.

Patiño no descartó la posibilidad de que Correa acuda a la audiencia. “Eso lo decidirá el presidente”, anotó.

Para él, ese organismo se inventó las medidas cautelares a favor de los directivos y el excolumnista de EL UNIVERSO.

Por ello dijo que le respondería por vía legal para demostrar que el organismo “se arroga funciones que no le competen, a través de un reglamento”.

La CIDH acogió, la semana pasada, el pedido de medidas cautelares realizado por los Pérez y Palacio para dejar sin efecto la aplicación de la pena de tres años de cárcel y el pago de US$40 millones.

Y fijó para el 28 de marzo próximo una reunión con los peticionarios y representantes del Estado ecuatoriano.