El director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, aplaudió este martes lo hecho por las Fuerzas Militares en el operativo que estuvo cerca de dar de baja al líder de las Farc, alias Alfonso Cano y destacó que el cerco sobre el guerrillero es tal que “tiene las semanas contadas”.

El alto oficial, en el diálogo que sostuvo con Caracol Radio y Caracol Televisión en simultáneo, agregó que es de valorar lo hecho por las FF.MM. en ese operativo, ya que se adentraron en un terreno conocido muy bien por la guerrilla, al recordar que el Cañón de las Hermosas se encuentra a una altura de 2.500 metros sobre el nivel del mar y son varias las condiciones adversas por las que debe atravesar la tropa en esa zona.

Sin embargo, agregó que el golpe del fin de semana demostró que cada vez el cerco sobre Cano está más cerca del líder guerrillero.

Naranjo reconoció, además, que después de una década los celos entre las Fuerzas se han ido eliminando, pero sí aclaró que “es indiscutible es que siempre hay competencia, pero hay un respeto alto entre las Fuerzas, cada vez más integradas, porque sabemos que si le va bien al Ejército le va bien a la Policía, y si nos va bien a todos, le va bien al país”.

Aumento en percepción de inseguridad. De otra parte, Naranjo recalcó que reconoce que actualmente la percepción de inseguridad se disparó en el país, especialmente en grandes ciudades como Bogotá, pero hizo énfasis en que las cifras sí han demostrado una disminución en dicho ítem, aunque aceptó que aún se está lejos del objetivo.

“Sabemos que 15 homicidios en un fin de semana son gravísimos, sin embargo, cuando los comparamos con los del año pasado vemos una reducción del 50% y ahí ya no es tan grave. Pero tenemos claro que la meta es cero homicidios”, agregó el Alto Oficial.

También se mostró preocupado por el aumento de las masacres y secuestros en el país, al asegurar que la ‘sensación’ de esas modalidades de crimen es preocupante.

Explicó que se están dando en áreas rurales y reconoció que “algo estamos haciendo mal a la hora de ejercer el control territorial. Sabemos que tenemos que combatir a fondo los homicidios múltiples, que en la mayoría de los casos vienen de las Farc.

A su vez, se mostró alarmado por el disparo de los secuestros, luego de recordar que en 2009 se había logrado una cifra mínima de 200 secuestros y que luego, en 2010, fueron 132, pero ya en 2011 son 140 casos de secuestros los reportados. “Es un tema preocupante y sabemos que tenemos que reducirlo”.

Explicó que ha influido el cambio en el modus operandi, al recordar que ahora los objetivos de los secuestradores son pequeños comerciantes y que el monto pedido para la liberación pasó de US$5 millones a sólo US$50 mil.

“Las bandas secuestradoras y extorsivas ya no tienen la capacidad estructural que tenían en años anteriores”.