Pasar al contenido principal
Director policial de Honduras: "en la misma policía me quieren matar"
Miércoles, Diciembre 14, 2011 - 17:14

Ni el propio director de la Policía Nacional de Honduras, José Ricardo Ramírez del Cid, se siente seguro. Denuncia amenazas de muerte que estarían relacionadas con la captura de una banda cuya pretensión sería acabar con la vida de un alto funcionario policial hondureño.

Del interior de la Policía Nacional provienen las amenazas de asesinar al director de la institución, José Ricardo Ramírez del Cid.

Lo anterior fue revelado por el jefe policial durante la ceremonia de graduación en la Academia Nacional de Policía (Anapo).

El jefe policial redobló su seguridad a raíz de la captura de siete hombres fuertemente armados el pasado jueves en el valle de Amarateca, a quienes les decomisaron armas de grueso calibre, chalecos antibalas, una granada de humo, teléfonos celulares y tres vehículos, incluida una camioneta blindada.

Preliminarmente, las autoridades manejaron que la intención de los capturados era rescatar a uno de dos peligrosos reos que se encontraban en el módulo de alta seguridad de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, por lo que continuaron con las investigaciones de rigor.

El lunes de la presente semana el titular de la Dirección Nacional de Servicios Especiales Preventivos (DNSEP), que tiene el control de los centros penales del país, comisionado Danilo Orellana, reveló que el plan era atentar contra un funcionario del gobierno y trascendió que se trataba de un alto oficial de Policía.

Ayer Ramírez del Cid confió en que el atentado criminal sería dirigido contra su persona, al tiempo que agregó que recibe constantes amenazas a muerte provenientes de adentro de la institución policial a raíz de las acciones que realiza relacionadas con la depuración.

Reiteró que están investigando todos los casos recientes que han sucedido y que "sabemos de dónde vienen, cómo vienen y por qué vienen".

"He recibido amenazas". Aunque prefirió no ahondar en detalles, Ramírez del Cid dejó entrever que detrás de las amenazas hay oficiales de la anterior cúpula policial, por lo que unidades de inteligencia realizan una serie de investigaciones.

A raíz de los incidentes que se registraron a finales del mes de octubre, incluido el asesinato de los jóvenes universitarios Rafael Alejandro Vargas Castellanos, hijo de la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos y de su amigo Carlos David Pineda Rodríguez, hubo remociones en la Policía Nacional.

Toda la cúpula policial encabezada por el comisionado general, José Luis Muñoz Licona, fue separada por determinación del gobierno de la República.

Ramírez del Cid fue nombrado director de la institución, pero también se nombraron nuevos jefes en todas las Direcciones, lo que generó un malestar de altos oficiales.

Reiteró que las amenazas vienen de la misma Policía por todas las acciones que se están tomando, lo que le ha obligado a redoblar su seguridad para evitar cualquier incidente violento.

"He recibido amenazas de muerte", dijo Ramírez del Cid, al tiempo de agregar que las mismas vienen del interior del cuerpo armado. Hay gente, señaló, que se siente dueña de la Policía, cosa que no es así, esto hay que tomarlo con serenidad, con calma; no podemos nosotros agobiarnos ni asustarnos, hay que echarle para adelante.

Calificó que la situación que se vive es crítica, pero "con la fe y la mano de Dios vamos a salir adelante". De repente, prosiguió, como uno está rectorando la institución puede que estorbe, pero en este caso, si fuimos nombrados y han depositado la confianza en nuestra persona, vamos a cumplir con todas las leyes.

Al preguntarle si tiene idea de quiénes son los que lo amenazan, respondió que no dan nombres, son nada más que amenazas y que eso le preocupa. El oficial aseguró que pese a estos acontecimientos seguirá con la depuración de la Policía dentro del marco de la ley y el respeto a los derechos humanos.

Autores

ElHeraldo.hn