Las bases del magisterio reiteraron su deseo de retornar a las aulas de clases este lunes.

Tras efectuar una larga jornada de asambleas informativas y resolutivas, las bases pidieron dar un compás de espera al gobierno y este lunes millones de niños y jóvenes retornarán a las aulas.

Este domingo, a través de programas radiales, los maestros evidenciaron la división e inconformidad que mantienen con las determinaciones de la dirigencia magisterial.

A pesar de que varios dirigentes de algunos colegios magisteriales llamaron a las bases a continuar en paro de labores, el amor a mantener sus empleos fue más fuerte y establecieron en la mayoría de departamentos que hoy regresarán a impartir el pan del saber.

El Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh), planteó los tres escenarios que actualmente vive el magisterio. La posición del Coprumh, presidido por el dirigente zelayista Edgardo Casaña, ya ha cambiado.

Luego de formar parte de las denominadas asambleas resolutivas, gran cantidad de departamentos aseguraron que hoy regresarán a las aulas.

Algunas regiones manifestaron que se mantendrán impartiendo clases hasta después de Semana Santa.

Indicaron que confiarán en las determinaciones gubernamentales y en el diálogo, que debería iniciar mañana.

Durante el espacio radial del referido colegio, se dejó de atacar la Ley de Participación Comunitaria en la Educación.

Dicha ley "tiene variantes al proyecto original, el decreto deja abierta la posibilidad a que la dirigencia magisterial haga observaciones a la misma", indica el editorial del Coprumh.

Sin embargo, el mismo escrito cuestiona que el proyecto de ley no incluyó en el inicio del debate en el Legislativo, la participación de los dirigentes del magisterio.

El gobierno avanza. "Entrando a la quinta semana del conflicto no hemos obtenido los resultados esperados", señalaron.

Y catalogaron esta semana como un período "crucial".

"Debemos analizar los escenarios de nuestro accionar y definirnos por aquel que sea congruente con nuestra realidad", reflexionaron.

Dijeron que "siendo objetivos" los paros de labores y los discursos combativos, en esta ocasión no han llevado a nada al magisterio.

"Hay quienes piensan que se debería continuar con una huelga indefinida", revelaron los maestros, como un segundo escenario, sin embargo el desacuerdo de las bases con las posiciones intransigentes de la dirigencia magisterial, provocaron que la actual revuelta de docentes no fuera apoyada por un 90 por ciento de los maestros.

La regionalización de la lucha es la otra salida que ve el Coprumh, en un tercer escenario, sin embargo si una lucha a nivel nacional no tuvo resultados, el magisterio deberá vencer muchas barreras a nivel regional.

Aseguraron que para continuar en paro indefinido, se necesita el apoyo de los movimientos obreros y que los maestros que están dando clase se unan a la huelga.

Sin embargo, "no vemos que ninguna de estas condiciones se esté cumpliendo", aseguraron.

Posiciones encontradas. Contraria a la propuesta del Coprumh, el encargado del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh) y simpatizante zelayista, Jaime Rodríguez, llamó a la huelga.

Rodríguez pidió a los maestros que continúan hoy en asambleas informativas, que mantengan esa posición que no les ha llevado a nada.

El llamado lo hizo pese a que gran cantidad de docentes de varios centros educativos han comenzado a recibir notificaciones de suspensión de labores sin goce de sueldo. Catalogó la medida del gobierno como una "guerra psicológica".

"Ocupamos la unidad de la FOMH", indicó Rodríguez.

Los programas radiales de los seis colegios magisteriales se habían realizado de forma conjunta, pero ayer ellos mismos reconocieron que habían diferencias y que por ello se habían vuelto a separar.

El principal temor de los auténticos maestros, es que por cumplir una orden de los colegios magisteriales, pierdan sus empleos.

Y es que el gobierno lanzó el pasado viernes un ultimátum. Los maestros que no se presenten a laborar hoy serán suspendidos por un año.

Los maestros que al miércoles se mantengan en paro, serán cancelados mediante despido justificado. La huelga de los maestros fue declarada ilegal por el gobierno, lo que da luz verde para que se apliquen sanciones y despidos.