Buenos Aires. La vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Camila Vallejo, manifestó este sábado en Buenos Aires que "tenemos mucho que aprender de la Argentina", al valorar los juicios que se siguen por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar.

"Este 24 vamos a marchar juntos con el pueblo argentino, por la verdad la justicia, por la vida y creo que tenemos mucho que aprender de Argentina", dijo la dirigente.

Vallejo evaluó que "estamos muy atrasados, hay mucha impunidad en Chile, lamentablemente quienes nos gobiernan son cómplices de la tortura, de la dictadura, de la represión, de la transgresión a los derechos humanos básicos y fundamentales".

En este sentido, sostuvo que "vamos a aprender mucho de la fuerza del pueblo argentino, de la comisión (que investigó a los militares) y de cómo han llevado este proceso adelante para hacer justicia tanto política como económica".

La dirigente estudiantil, al presentarse este sábado en la carpa blanca que ubicaron los docentes porteños de UTE-CTERA junto al Cabildo, consideró que "hay que hacer un gran abrazo en Latinoamérica y en el mundo para ir a un futuro distinto y mejor, que esté pensado para las grandes mayorías".

Respecto del recibimiento que tuvo en Argentina, Vallejo dijo que se encontró "con el gran abrazo de muchos compañeros, amigos y amigas, trabajadores, estudiantes, con un acto de solidaridad, de hermandad, de empatía, de entender que las luchas son luchas comunes, causas comunes".

En este sentido, sostuvo que "hay que fortalecer esos lazos" al afirmar que "los pueblos no tienen fronteras y hay que hacer un gran abrazo en Latinoamérica y en el mundo para poder darnos las fuerzas suficientes, la convicción de ir a la conquista de un mundo distinto, de una sociedad libre y mundial, mejor, que esté pensada para el beneficio de las grandes mayorías".

Vallejo, que encabezó en 2011 en Chile el movimiento contra las políticas de arancelamiento de la educación y por el ingreso libre y gratuito en las universidades, explicó que esa lucha "ha sido difícil" y explicó que en este momento "estamos atravesando un repliegue táctico después de mucho tiempo de movilización intensa, masiva, transversal".

"Nos encontramos con un muro de contención que es nuestra institucionalidad política, con un gobierno obtuso, sobreideologizado que no quiere ceder en lo más mínimo, que no ha demostrado ninguna voluntad y disposición a representar a la gran mayoría de los chilenos", fustigó Vallejo.

La joven consideró que en el gobierno de Sebastián Piñera "se representan a ellos mismos, a los empresarios y legislan para los empresarios, lamentablemente".

Vallejo explicó que "estamos definiendo como movimiento cuáles son los pasos a seguir, entendiendo que hay un escenario mucho más complejo de movilizaciones regionales que tienden a plantear la necesidad de una mayor convergencia y una puesta para transformar no solo la educación, sino el modelo de desarrollo de país".

La joven, que se presentó junto a la dirigente chilena Carola Kairola, afirmó que "la educación debe servir para la emancipación moral, intelectual y material de los seres humanos" y se solidarizó con la lucha que llevan adelante los docentes porteños contra el cierre de cursos y la supresión de viandas a alumnos en situación de calle.

Los docentes, que se mantendrán en la carpa blanca hasta el 30 de este mes, realizaron un homenaje a los 650 docentes desaparecidos durante la dictadura militar, del que participaron los diputados porteños Francisco Nenna, María José Lubertino y Aníbal Ibarra.