La Habana. Cuba profundizará sus reformas económicas y sociales, dijo una dirigente socialista española tras reunirse con representantes del gobernante Partido Comunista de Cuba.

Esa fue la sensación con que la secretaria de organización del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Leire Pajín, salió de una entrevista con funcionarios comunistas en La Habana.

"El futuro se irá viendo. Yo no puedo anticipar cómo será, pero sí he visto en una forma muy clara la voluntad del partido de avanzar en ese proceso de transformaciones y de reformas económicas y sociales de una forma muy clara", dijo a periodistas en la capital cubana.

El presidente cubano, Raúl Castro, ha tomado algunas medidas para modernizar la ineficiente economía socialista de Cuba, dando, por ejemplo, mayor autonomía a los campesinos para tratar de estimular la producción.

Ahora se dispone a abrir más espacios a la pequeña iniciativa privada, buscando absorber parte del millón de trabajadores que sobran en la administración pública.

El gobierno español del socialista José Luis Rodríguez Zapatero ha trabajado por recomponer las relaciones con Cuba y defiende el diálogo con las autoridades comunistas como forma de alentar cambios en la isla.

Pajín dijo que conversó con las autoridades sobre la posibilidad de que España ofrezca micro créditos a los emprendedores cubanos.

"He visto un interés en ese sentido y nos ha parecido muy interesante y ha ocupado una parte muy importante de la reunión esa perspectiva de futuro y ver cómo se puede colaborar", dijo.

Liberación de presos. Pajín y otros dirigentes del PSOE se reunieron también con el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, que negoció en julio con el presidente Raúl Castro la liberación de 52 presos políticos en un proceso en el que también estuvo involucrado el gobierno español.

La excarcelación de disidentes alivió la presión internacional acumulada sobre Cuba tras la muerte en febrero de un preso político en huelga de hambre.

"El proceso sigue abierto. En las últimas horas y en los últimos días se han conocido nuevas liberaciones. Esta es la prueba más palmaria, más evidente de que el proceso continúa", dijo Pajín al ser interrogada sobre si Cuba liberaría más del medio centenar de presos pactados.

Veintiséis disidentes han sido excarcelados desde julio a condición de que se marcharan a España. El ministerio de Asuntos Exteriores de España anunció que otros seis comenzarán a llegar a Madrid a partir del jueves.

Pajín tiene previstas reuniones con el canciller Bruno Rodríguez y con funcionarios del Parlamento cubano.

No prevé, sin embargo, reunirse con disidentes.

"Aquí lo importante es que el resultado de su visita sea favorable para los presos", dijo Berta Soler, del grupo de esposas de presos Damas de Blanco.

"No nos interesa que se reúnan o no con nosotros", añadió.