Caracas. El vicepresidente para Asuntos Internacionales del gobernante PSUV en Venezuela, Rodrigo Cabezas, rechazó hoy que el gobierno de Guyana insista en abordar en la CIJ el diferendo territorial que tiene con el país vecino.

En entrevista para el programa "José Vicente Hoy" de Televisión de Venezuela (Televen) conducido por el periodista y político José Vicente Rangel, el líder partidista indicó que la controversia limítrofe debe ser resuelta mediante el Acuerdo de Ginebra de 1966.

El representante del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) recordó que se trata de un mecanismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Expresó que el único mecanismo para dirimir las tensiones y el diferendo por el territorio de Esequibo, es un consenso que satisfaga a ambas partes vinculado al Acuerdo de Ginebra, en lugar de acudir al tribunal intenacional también de la propia ONU.

Sostuvo que la pretensión de Georgetown (capital de Guyana) de abordar el caso en la CIJ con sede en la Haya, Holanda, viola el derecho internacional.

"El hecho de que ellos (gobierno de Guyana) señalen que hay que ir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), violentaría el Acuerdo de Ginebra", sostuvo.

Expresó que "no es que no tengamos fundamentación histórica o jurídica, sino que no requerimos ir allá" para resolver el diferendo territorial que data de más de un siglo.

El también legislador venezolano calificó como "agresivas" las declaraciones hechas por el presidente de la República Cooperativa de Guyana, David Granger, quien manifestó que Venezuela se convirtió en "un mono sobre las espaldas" de Georgetown.

Dijo que son "sorprendentes" los comportamientos reiterativos del Ejecutivo guyanés, que adjudicó a un plan de "tenazas" orientado a debilitar al gobierno venezolano mediante la promoción de tensiones con las naciones vecinas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó de la misma manera al gobierno de Guyana a inicios del presente mes.

Cabezas dijo que detrás de estas pretensiones, se encuentra la empresa estadounidense ExxonMobil, que en su opinión no sólo es una transnacional, sino "la petrolera más arrogante y prepotente que existe en el planeta".

Venezuela reclama la soberanía de 159.542 kilómetros cuadrados de extensión territorial y marítima correspondiente a Esequiba en Guyana con base en el Acuerdo de Ginebra de 1966.