Santiago, Xinhua. Un grupo de 45 dirigentes estudiantiles universitarios y secundarios chilenos llamó en una carta pública hoy a los jóvenes del país a votar en las próximas elecciones municipales del 28 de octubre.

La carta coincidió con la difusión de encuestas que señalan que sólo 43% de los jóvenes del país está dispuesto a votar, y con el llamado a un boicot electoral de una de las organizaciones del movimiento estudiantil que rechaza el sistema electoral.

"La democracia chilena es imperfecta. Qué duda cabe. Tanto así que con toda justicia se le suele aludir con distintos apellidos. Sin embargo, es fruto de una lucha social tan larga que vio pasar la independencia nacional sólo como uno de sus capítulos, y sin duda no el primero", apunta la carta.

El documento lleva las firmas de los dirigentes Camila Vallejo y Giorgio Jackson, que encabezaron en 2011 las mayores manifestaciones estudiantiles desde la reinstauración de la democracia en el país en 1990.

En la carta también llamaron a defender el derecho ganado por la sociedad chilena, recordando la lucha por el voto femenino a mediados del siglo XX.

La nueva modalidad de inscripción automática que debuta este año en Chile, en vez de un sistema en donde la gente acudía a adherirse a los registros automáticos, permitió la inclusión de unos 4,5 millones de nuevos electores al padrón, la mayoría de ellos menores de 30 años.

"Nuestras abuelas nacieron en un momento en un Chile que no les reconocía el derecho a voto, y no mucho antes que eso el voto estaba reservado sólo para terratenientes y latifundistas", recuerdan.

"Eso se hace a nuestro juicio con el más comprometido y categórico llamado a todos los jóvenes chilenos para que participen activamente en estas elecciones, con un voto informado y decidido en conciencia", señalan.

La nueva modalidad de inscripción automática que debuta este año en Chile, en vez de un sistema en donde la gente acudía a adherirse a los registros automáticos, permitió la inclusión de unos 4,5 millones de nuevos electores al padrón, la mayoría de ellos menores de 30 años.

Los dirigentes afirman que "gracias a la inscripción automática, como nunca antes está hoy en manos de nosotros, los jóvenes, la capacidad de influir sobre el presente para escribir la historia de la forma que nosotros queramos hacerlo".

Convocan en consecuencia a redoblar "esta invitación para todos aquellos jóvenes quienes han participado en las últimas generaciones del movimiento estudiantil".

Hace ver además que la masiva convocatoria del movimiento en 2011 y 2012 "son hitos históricos, son un verdadero torrente de energía transformadora que tiene en el espacio electoral un complemento esencial".

Los estudiantes chilenos protagonizan desde hace más de un año grandes manifestaciones para demandar reformas a la educación, un hecho que cambió el panorama político ante la apatía mayoritaria de los jóvenes desde el regreso a la democracia luego de la dictadura del extinto general Augusto Pinochet.