Un disparo en la cabeza habría acabado con la vida del periodista Herlyn Espinal, cuyo cuerpo fue hallado el mediodía del lunes en un predio de la aldea La Danta, en Santa Cruz de Yojoa, al norte de Honduras.

De acuerdo al informe de Medicina Forense, el comunicador recibió cinco disparos en el cuerpo: uno en el brazo, uno en el cuello, dos en el tórax y uno en la cabeza, el cual habría provocado su muerte de forma inmediata.

Un equipo de cuatro médicos forenses fue el encargado de hacer la autopsia de Espinal, quien al momento de su levantamiento cadavérico fue declarado como desconocido porque no portaba ningún documento.

El cadáver ya presentaba evidencia de descomposición, en vista de que permaneció en el lugar por más de 30 horas.

"Podemos concluir que la muerte se debió a impactos de bala en la cabeza, el cuello, el tórax y el miembro superior derecho", detalló Héctor Hernández, director de Medicina Forense para la zona noroccidental de Honduras.

Reveló que "a las doce de la noche ya teníamos la identificación completa del periodista y después nos dedicamos exclusivamente a hacer el acto de su autopsia".

De los cinco disparos, "el impacto de la de la cabeza definitivamente fue lo que le causó la muerte instantánea al periodista por laceración cerebral", explicó el médico.

El especialista que se encargó del levantamiento del cadáver determinó que la hora de muerte oscila entre las 2:00 y 4:00 de la madrugada del domingo, lo que confirmó la autopsia.

Autoridades de la Policía Nacional informaron que hasta el momento son dos las personas que han sido detenidas para efectos de investigación.

Uno de los capturados serían el padre de una de las personas que departió con Espinal la noche del sábado antes de su desaparición y el otro, el presunto conductor del vehículo en el cual fue llevado el cadáver hasta el sector de La Danta.

Se manejan dos hipótesis sobre crimen de periodista hondureño. "Se trabajó arduamente, se entregó el cuerpo a su familia alrededor de las tres de la madrugada", indicó Hernández. Los restos mortales del comunicador están siendo velados en la casa de su madre en Santa Rita, Yoro. A eso de las 9:30 AM de este martes serán trasladados a la iglesia para una eucaristía y luego, al cementerio de la comunidad. Se informó que será sepultado junto a su abuela.