Brasilia. El fin de la era de Luis Inacio Lula da Silva y el comienzo de Dilma Rousseff al frente del gobierno de Brasil estará marcada por la presencia de doce mandatarios y otros 34 delegaciones de distintos países.

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Colombia, Juan Manuel Santos; Chile, Sebastián Piñera; El Salvador, Mauricio Funes; Guatemala, Álvaro Colom; Guinea Bissau, Malam Bacai Sanha; Uruguay, José Mujica; Paraguay, Fernando Lugo; Perú, Alan García; República de Guinea, Alpha Condé; Surinam, Desi Bouterse; y Venezuela, Hugo Chávez, comprometieron su asistencia.

También estará presente el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón; la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton; y los primeros ministros de Portugal, José Sócrates; y de Corea del Sur, Lee Myung Bak.

Entre las grandes ausencias se destaca la de la mandataria argentina, Cristina Kirchner, quien será representada por su ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, y el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, quien no fue invitado debido a que las autoridades brasileñas no reconocen su gobierno.

También son esperadas delegaciones de Argelia, Qatar, Gabón, Haití, Holanda, Japón, Jamaica, Nigeria, San Tomé y Príncipe, Senegal, Sri Lanka, Zimbabue, Nigeria y el Vaticano, entre otros.