El derrumbe se registró el jueves en horas de la tarde, cuando 36 trabajadores desarrollaban labores en un yacimiento de carbón en zona rural del municipio de Amagá, ubicado a 479 kilómetros de Bogotá.

Según el alcalde del poblado, Carlos Amaya, 24 mineros alcanzaron a salir del socavón. Amaya aclaró que la mina cuenta con los respectivos permisos de operación. El director de la Unidad de Gestión Ambiental y Minera de Amagá, Carlos Usme, indicó que aunque no se ha podido determinar el número exacto de desaparecidos, varios organismos de socorro, así como representantes del gobierno departamental, ya están en la mina.

"Estamos aquí en la mina 'La Cancha', tenemos el cuerpo de rescate de Ingeominas, de bomberos, viene en camino la Defensa Civil y tenemos un grupo de mineros prestos al rescate de sus compañeros", precisó Usme en diálogo con la emisora Caracol Radio.

Rescate complicado. El funcionario advirtió que las labores de rescate se podrían complicar porque en la zona "no hay energía para operar motobombas y extraer el agua". Por su parte, el secretario general de la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conaminercol), Darío Gómez, dijo en entrevista con la edición digital del diario "El Colombiano" de Medellín que "la causa del hecho habría sido la ruptura de unos tubos de agua al interior del socavón".

Sin embargo, algunas versiones de habitantes del poblado apuntan a que la verdadera causa fueron "las explosiones controladas al interior de los socavones", que se encuentran a unos 450 metros bajo tierra, por lo que se calcula que hay cerca de 5.000 metros cúbicos de agua.