El documento que garantiza el regreso de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) prácticamente está finalizado.

Los últimos detalles del Acuerdo Cartagena se definieron este martes tras una sorpresiva visita de la canciller de Colombia, María ángela Holguín, quien vino al país a acelerar la firma del acuerdo que estaría facilitando la reinserción de Honduras al seno de la OEA.

La funcionaria colombiana arribó a la capital para reunirse con el presidente Porfirio Lobo y revisar los avances del documento que se comprometieron a elaborar en abril pasado Honduras, Colombia y Venezuela, para garantizar la plena incorporación del país a la comunidad internacional.

Holguín se reunió por más de cinco horas con Lobo Sosa en Casa Presidencial en medio de las expectativas que hay por la reincorporación de Honduras a la OEA antes de la asamblea general del organismo que se realizará del 5 al 7 de junio próximo en El Salvador.

El extenso diálogo se centró en las demandas planteadas por el expresidente Manuel Zelaya como condición para la firma del Acuerdo de Cartagena, que será entregado a los miembros del Consejo Permanente de la OEA, quienes definirán el futuro del país ante ese organismo.

"El día de hoy (ayer) he querido venir, hemos venido trabajando por teléfono, por e-mail y consideré que era muy importante tener una reunión en persona, que nos sentáramos a mirar cada uno de los puntos de manera detallada y así seguir avanzando en esta negociación que esperamos llegue a un feliz término en un corto tiempo", dijo Holguín en una conferencia de prensa ofrecida la tarde de ayer en la sede del Poder Ejecutivo.

Varios países de la comunidad internacional exigen el regreso de "Mel" a Honduras como requisito para reinsertar al país a la OEA, pero Zelaya ha condicionado su regreso con la anulación de los procesos por corrupción que recientemente eliminó la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la convocatoria a una constituyente, el respeto de los derechos humanos y el reconocimiento del Frente Nacional de Resistencia como partido político.

Los cuatro puntos planteados por Zelaya han sido cumplidos a cabalidad, pues los procesos por corrupción ya fueron anulados; en el tema de la constituyente, este año se ratificaron las reformas al Artículo 5 de la Constitución que permiten el uso de las figuras del plebiscito y el referéndum como mecanismos de consulta.

En lo relacionado a los derechos humanos, el gobierno ha dado los primeros pasos para establecer nuevas políticas de respeto a los derechos de las personas y en lo relacionado al reconocimiento de la resistencia como partido político, el propio Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha reiterado su apertura de permitir la participación de cualquier grupo, siempre y cuando reúna los requisitos del ley.

"El ideal sería, inclusive yo aspiro en lo personal que así sea, que Honduras esté ya sentada, incorporada en la reunión de El Salvador, yo soy muy optimista, creo que hemos avanzado mucho y no le quisiera decir en porcentajes, pero estoy convencida que estamos al borde de que esto se logre", afirmó Holguín.

Honduras fue suspendida de la OEA el 4 de julio de 2009, por los hechos políticos del 28 de junio de ese mismo año, cuando Zelaya fue sacado del poder.

Acuerdo Cartagena. El Acuerdo Cartagena surgió el 9 de abril de este año tras un inesperado encuentro en Cartagena de Indias entre el presidente Lobo Sosa con el venezolano Hugo Chávez, gracias a las gestiones del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

En aquella reunión Chávez y Santos se comprometieron a apoyar el proceso de reinserción de Honduras a la comunidad internacional a través de un documento en el que tendrían participación tanto Lobo como Zelaya. En aquel entonces delegaron este documento a los cancilleres de cada país.

"Yo creo que esto es un acuerdo de parte y parte, acá nadie va a condicionar a nadie a nada, que se sienten, se dialogue y se lleguen a puntos en común para que Honduras recupere la normalidad en el sistema interamericano, de fechas no me atrevo, lo único que puedo decir es que estoy casi segura que Honduras estará (en la asamblea de la OEA) en El Salvador", afirmó la canciller colombiana tras reunirse el mandatario hondureño.

Las acciones. En las últimas semanas las condiciones se han comenzado a dar para que Honduras pueda ser reinsertada de nuevo a la OEA.

Primero, el presidente de Venezuela, en un giro inesperado en su postura sobre Honduras, reconoció a Lobo Sosa como el presidente electo de los hondureños y se comprometió a apoyar su incorporación a la comunidad internacional.

Luego Brasil, a través de su canciller Antonio Patriota, respaldó las acciones de Colombia y Venezuela en favor de Honduras y sostuvo que "hay luz al final del túnel" luego de la anulación de los procesos por corrupción a Manuel Zelaya.

Con esto, hasta los países que adversaron a Honduras y que pretendieron negar el derecho del pueblo de acudir a las urnas han terminado aceptando que hay un gobierno legítimamente constituido y con el cual es preciso dialogar.

Este fue el resultado de la reunión de cancilleres latinoamericanos y caribeños, que se reunieron en Caracas a finales de abril pasado para preparar la Cumbre de América Latina y el Caribe (CLAC) de julio próximo.

Al término de la reunión los cancilleres emitieron por unanimidad una declaración especial en la que respaldan el proceso de mediación iniciado, a instancias del gobierno colombiano, para dialogar con el gobierno de Honduras, alcanzar el entendimiento político y lograr un acuerdo que permita a Honduras ser reincorporado a la OEA.

En la declaración hay un reconocimiento tácito y unánime de todos los países latinoamericanos al gobierno de Porfirio Lobo.

Reacciones. Tras el encuentro con la canciller de Colombia, la designada y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, destacó el apoyo que los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y de Venezuela, Hugo Chávez, ha dado a Honduras.

La funcionaria resaltó la labor de Holguín. "Ha sido un trabajo bien conducido, al que se le ha puesto el corazón, buscando que Honduras finalmente logre dirimir las diferencias que a nivel internacional aún están presentes, de cara al retorno a los organismos regionales y en especial a la OEA", manifestó la funcionaria.

El canciller hondureño Mario Canahuati también agradeció a Holguín el esfuerzo que hace en esta mediación junto a su homólogo de Venezuela y reiteró que todo esto es parte de la política exterior del presidente Lobo Sosa, orientada a lograr la reconciliación y el fortalecimiento de Honduras.