Santo Domingo. República Dominicana celebraba el domingo elecciones legislativas y municipales que según sondeos darían la victoria al partido gobernante, luego de actos de violencia entre opositores y partidarios del Gobierno dejaron tres muertos esta semana en el interior del país.

Poco más de 6 millones de dominicanos son llamados a elegir unos 4.035 cargos del Congreso y los gobiernos municipales. Las votaciones comenzaron a las 06.00 hora local en todo país, mientras los centros de sufragio eran fuertemente vigilados por cerca de 30.000 efectivos de la policía y el Ejército.

Esta semana, un activista del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) murió a tiros y un segundo resultó herido en la comunidad de Enriquillo, a aproximadamente 190 kilómetros al sur de Santo Domingo, reportó la policía.

El jueves, otras dos personas murieron en enfrentamientos similares en comunidades del este y el noroeste del país. Sin embargo, observadores del proceso coincidieron en que hubo una campaña electoral relativamente pacífica.

Las elecciones reunieron a alrededor de 6.000 observadores extranjeros y nacionales, incluyendo a algunos de la OEA, informó la Junta Central Electoral.

En los comicios serán electos 32 senadores, 178 diputados y 155 alcaldes, con sus respectivos suplentes.

Sondeos de opinión dados a conocer en la víspera del cierre de campaña dieron como favorito al gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD), del presidente Leonel Fernández, al que se le adjudican cerca del 60 por ciento de los votos frente a un 39 del opositor PRD.

Actualmente, el PLD controla ambas cámaras del Congreso.

Durante la campaña electoral, la oposición se quejó de falta de equidad en el proceso por el supuesto uso de los recursos del Estado a favor de los candidatos del partido de Gobierno, pero el tribunal de elecciones rechazó la denuncia y demandó la presentación de pruebas sobre las denuncias.