Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles los "ganadores" de los polémicos "premios" a las "noticias falsas" de 2017, que otorgó a varios medios generalistas estadounidenses encabezados por el rotativo The New York Times.

Hacía semanas que Trump había anunciado la creación de estos premios para ofender a la prensa, aunque su entrega era un gran misterio.

Trump escribió este miércoles en Twitter el mensaje: "Y los ganadores de las noticias falsas son...", acompañado de un enlace a la página web del Comité Nacional Republicano con un listado de diez galardonados con estos controvertidos "premios".

Un artículo del reputado economista Paul Krugman en The New York Times sobre las repercusiones económicas de la victoria de Trump llamado "The economic fallout" ("Las consecuencias económicas") fue el elegido por el presidente para encabezar esta insólita lista de "premios". En su columna, Krugman afirmó que la economía "nunca" se recuperaría del paso del magnate por la Casa Banca.

La clasificación se corresponde con la obsesión que ha mostrado Trump por los medios generalistas durante su primer año en la Casa Blanca.

El segundo medio galardonado por Trump fue la cadena ABC por una información, de la que después se retractó, en la que aseguraba que Michael Flynn, el polémico exasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, iba a declarar que el presidente le ordenó establecer contacto con el Kremlin.

Y en el tercer puesto del podio, la información con la que CNN afirmó que Trump y su hijo, Donald Trump Jr., tuvieron acceso en exclusiva a los documentos hackeados a la demócrata Hillary Clinton y al Partido Demócrata que Wikileaks filtró durante la campaña electoral.

En total, CNN recibió cuatro de los diez "premios", seguido por The New York Times con dos y el rotativo The Washington Post, las revistas Time y Newsweek y la cadena ABC con uno cada uno.

Trump contra la prensa. La clasificación se corresponde con la obsesión que ha mostrado Trump por los medios generalistas durante su primer año en la Casa Blanca, especialmente dirigida a CNN y al rotativo neoyorquino.

Acompañado del tuit con la deslucida entrega de los "premios", Trump también escribió: "Pese a la cobertura de algunos medios muy deshonestos y corruptos, ¡hay un montón de grandes periodistas que respeto y muchas buenas noticias para los estadounidenses de las que estar orgulloso!".

Críticas, advertencias y humor. Dos senadores republicanos, John McCain y Jeff Flake, criticaron este mismo miércoles duramente a Trump por su plan de anunciar los "premios" y rechazaron sus rutinarios ataques a la prensa como "sin precedentes ni sentido", en palabras del segundo de ellos.

Además de las críticas, varios expertos advirtieron a comienzos de este mes que el anuncio de esos "premios" podría violar normas federales de ética gubernamental, lo que pondría en apuros a aquellos funcionarios de la Casa Blanca que colaborasen con Trump en la preparación de la "ceremonia", aunque no al propio presidente.

Críticas y advertencias a un lado, los "premios" generaron una enorme expectación también entre humoristas políticos como Stephen Colbert y Samantha Bee, que habían lanzado irónicas campañas en las que aseguraban aspirar a esos galardones.