El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró este miércoles que el líder norcoreano, Kim Jong-un, tomó una decisión "muy sabia" al suspender sus planes de atacar la isla estadounidense de Guam, porque la alternativa habría sido "catastrófica".

Aunque Trump no mencionó a Guam, su mensaje llega un día después de que se difundieran unas declaraciones en las que Kim optaba por posponer sus planes de atacar la isla situada en el Pacífico Occidental para "observar un poco más" las acciones de Estados Unidos.

No obstante, el líder norcoreano no ha descartado definitivamente la posibilidad de atacar Guam, y este martes advirtió de que tomará una "importante" decisión si Washington persiste en llevar a cabo sus "imprudentes y extremadamente peligrosas acciones".

Una provocación para Pyongyang. Las palabras atribuidas a Kim parecían apuntar a los ejercicios militares Ulchi Freedom Guardian, que tropas surcoreanas y estadounidenses tienen previsto iniciar el próximo lunes y que el régimen norcoreano considera una provocación.

Por su parte, el Pentágono aseguró este martes que esos ejercicios anuales seguirán adelante como estaba planeado, y la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, subrayó que "no hay equivalencia posible" entre las pruebas nucleares y de misiles de Pyongyang y la "actividad legal" de las tropas de Washington y Seúl.

Las palabras de Trump contrastan con el tono beligerante que adoptó hacia Corea del Norte la semana pasada, después de que el régimen norcoreano amenazara con un ataque en represalia por las sanciones que le impuso el Consejo de Seguridad de la ONU.