París. Dos tercios de los franceses no quieren que el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn sea candidato en las elecciones presidenciales del próximo abril, según una encuesta de opinión publicada este jueves.

Strauss-Kahn, un peso pesado del Partido Socialista, era un fuerte favorito para vencer al presidente conservador Nicolas Sarkozy en las elecciones hasta su detención en Nueva York acusado de intento de violación que ha puesto en duda su futuro político.

No obstante, el caso pareció perder fuerza la semana pasada cuando los fiscales cuestionaron la credibilidad de la empleada del hotel que supuestamente sufrió los abusos.

Un tribunal retiró a Strauss-Kahn el arresto domiciliario y las señales de que el caso se desenredara elevaron la perspectiva de que pudiera regresar a Francia en los próximos meses.

La encuesta del jueves, elaborada por OpinionWay y publicada por Le Figaro Magazine, halló que 65% de los encuestados estaba en contra de que Strauss-Kahn se presente, mientras que 74% no creía que lo hiciera.

Los partidarios de Strauss-Kahn rápidamente pidieron su regreso a la política tras el aparente giro de los acontecimientos, pese a que el calendario de primarias en el Partido Socialista le obligaría a presentar su candidatura el 13 de julio como muy tarde.

Pero desde entonces distintos sectores de la izquierda han restado importancia a la probabilidad de que se presente, y el portavoz socialista Benoit Hamon dijo que era "el más débil" de todos los posibles escenarios para su futuro.

En ausencia de Strauss-Kahn, François Hollande, ex secretario general del partido, se ha situado como favorito, por delante de su rival Martine Aubry.

Las encuestas vaticinan que ambos podrían derrotar a Sarkozy, que es impopular entre los votantes.

La perspectiva de un rápido regreso a la política pareció apagarse cuando la escritora francesa Tristane Banon presentó una demanda por un supuesto intento de violación en 2003.

Mientras cinco candidatos aspiran a encabezar las listas del Partido Socialista, Strauss-Kahn está obligado a permanecer en Estados Unidos donde tiene que comparecer ante el juez el 18 de julio.

Sus abogados dijeron el miércoles que no se declararía culpable para evitar un juicio.

La encuesta llevada a cabo el 4 y 5 de julio interrogó a 1.002 personas de más de 18 años.