La Paz. Sigue escalando la disputa entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el candidato a la gobernación de La Paz de su partido, Félix Patzi, a quien el mandatario le pidió la renuncia tras ser detenido por conducir en estado de ebriedad.

Este jueves el mandatario anunció que se investigará por corrupción a Patzi y pidió el despido de sus allegados en la Prefectura de La Paz, dijo La Razón.

Por su parte, el aún candidato amenazó al gobierno con una venganza y anunció el surgimiento de una oposición.

El presidente Morales afirmó este jueves que Patzi no sólo mintió sobre el motivo que lo llevó a embriagarse. Dijo que hay “otras denuncias muy graves. Vamos a investigar sobre su trabajo en la Prefectura, sospechosamente algún compañero defiende a ojo cerrado, sin saber quién era, pero tengo denuncias no probadas que usaron plata para usar a dirigentes”.

Agregó que “seguramente estando como Secretario General de la Prefectura ha puesto a algunos funcionarios aportando, huele olor a cuoteo anticipadamente”.

Ante ello advirtió que “voy a pedir personalmente que si hay esta clase de personas que todavía están trabajando, que se despida, vamos a ordenar, vamos a disciplinar”.

Mientras la Fiscalía de La Paz inició una indagación de oficio contra Patzi por conducción peligrosa.

Pero Patzi continúa con sus planes, sostuvo que no renunciará, mantendrá su candidatura y presentará este viernes los documentos ante la Corte Electoral con el fin de evitar que el MAS lo intente inhabilitar.