Puerto Príncipe. El ex dictador haitiano Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier se rió de la idea de que fue un tirano y afirmó este martes en una entrevista en televisión que él llevó la democracia a su patria.

"Yo fui la primera persona que comenzó un proceso democrático como tal en Haití, un proceso democrático, fui yo quien lo inició", dijo Duvalier en una entrevista realizada por Alicia Ortega y transmitida por la cadena en idioma español Univisión.

Duvalier, de 59 años, regresó inesperadamente a Haití el mes pasado después de 25 años de exilio en Francia. Ahora él enfrenta cargos de corrupción y crímenes contra la humanidad por las matanzas y torturas que ocurrieron durante sus 15 años de gobierno.

El asumió el poder en 1971 luego de la muerte de su temido padre, Francois "Papa Doc" Duvalier, quien gobernó Haití con puño de hierro y una fuerza policial secreta conocida como los Tontons Macoutes.

Duvalier huyó a Francia en medio de un alzamiento popular en 1986. El ofreció una versión alarmantemente diferente de los eventos durante la entrevista, que fue realizada en francés.

"Cuando hablan de mí como de un tirano, me hace reír, me da la impresión de que la gente sufre de amnesia, ellos han olvidado la manera en que abandoné Haití, cómo me fui de manera voluntaria", dijo Duvalier. "No había una revolución en ese momento", agregó.

Duvalier dijo que su padre fue un "excelente maestro" quien lo entrenó bien para convertirse en el jefe de Estado más joven a la edad de 19 años. "El me enseñó mucho, yo aprendí mucho de él y, a su muerte, me dejó excelentes asesores", declaró.

Duvalier también dijo que él regresó a Haití el 16 de enero para ayudar a sus compatriotas en la reconstrucción después del terremoto de enero de 2010 que dejó más de 300.000 personas muertas.

Cuando se le preguntó su había intentado reunirse con algunos ex Tontons Macoutes, respondió que parecía normal ver a algunos de sus ex partidarios.

En su primera declaración pública el 21 de enero, Duvalier ofreció compasión por aquellos que sufrieron abusos bajo su gobierno, pero no se disculpó por las muertes y las torturas que ocurrieron durante sus 15 años en el poder.

En la entrevista por televisión, rehusó entregar detalles sobre los cargos por derechos humanos que existen en su contra.

"La justicia hará lo que deba para responder a aquellas acusaciones. Así que dejaré eso a la justicia", afirmó.

La llegada de Duvalier sumó tensión al clima en Haití, que ya se encontraba turbio por una reñida elección presidencial, un letal brote de cólera y el devastador terremoto.

Los haitianos y observadores internacionales han especulado que el regreso de Duvalier podría ser parte de un ardid para cobrar millones de dólares congelados en una cuenta bancaria suiza -dinero que se sospecha fue robado a las arcas de Haití.

Duvalier dijo que el dinero sería utilizado para reconstruir el país.

El martes en Ginebra, la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas ofreció ayuda para asistir a las cortes de Haití a procesar a Duvalier.

"Haití tiene la obligación de investigar las serias violaciones a los derechos humanos que ocurrieron durante el gobierno del Señor Duvalier, que están bien documentadas, y procesar a quienes sean responsables por ellas", dijo la comisionada de derechos humanos de la ONU, Navi Pillay.