El Ecuador tiene la mayor población de refugiados de América Latina. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), hasta junio del 2011 el gobierno ha reconocido a 54.467 personas refugiadas, de las cuales el 98% son colombianas que llegan huyendo del conflicto armado del vecino país.

El representante adjunto de la Acnur en Ecuador, Luis Varese, informó que en este primer semestre la cancillería ecuatoriana ha recibido 1.448 solicitudes mensuales de refugio, de las cuales el 74,3% son mujeres, niños y niñas menores de 17 años.

El director de Refugio del ministerio de Relaciones Exteriores, José Sandoval, manifestó que existen 20.000 solicitudes de refugio pendientes en la Cancillería. Para agilitar el trámite administrativo y calificar la admisibilidad de las solicitudes, el ministerio integró cinco comisiones para agilitar los procesos internos.

Sandoval explicó que por este motivo la Dirección de Refugio es la más numerosa de las dependencias del Ministerio de Relaciones Exteriores, con 100 personas.

Las comisiones de admisibilidad están integradas por dos representantes de la Cancillería, uno del ministerio del Interior y uno de la Acnur con voz, pero sin voto, quienes califican al beneficiario.

Más refugiados colombianos. El volumen de refugiados colombianos en el Ecuador se incrementó por el programa de Registro Ampliado –que se realizó de marzo del 2009 a abril del 2010– que llevó adelante el gobierno de Rafael Correa, con la participación de Acnur, para regularizar a colombianos.

Por motivos de seguridad, desde enero pasado el régimen incrementó el control en la concesión de visas humanitarias. Esto, según el presidente Correa, ha reducido drásticamente el número de solicitudes de refugio.

“Ahora se exigen muchos más requisitos y esto será revisado estrictamente para darle el estatus de refugiado al que verdaderamente lo merece”, dijo el mandatario en junio pasado, en un enlace sabatino.

Y agregó que entre enero y mayo del 2010 se presentaron 12.965 solicitudes de refugio de colombianos. Y que en el mismo periodo del 2011 bajaron a 6.128. En el caso de cubanos, de 1.590 a 332; y de peruanos, de 426 a 65.

Sandoval señaló que la cancillería trabaja con la comunidad internacional para establecer el principio de la “responsabilidad compartida” a través del financiamiento de proyectos; como también con la apertura de fronteras de varios países para recibir refugiados.

De los 54.467 refugiados colombianos en el Ecuador, el 60% vive en áreas urbanas y el restante, a lo largo de los 720 kilómetros de frontera común entre Ecuador y Colombia, es decir, en las provincias de Esmeraldas, Carchi, Orellana y Sucumbíos.