El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, llegó este jueves hasta la explanada de Las Peñas, donde pretende colocar un monumento del ex presidente León Febres Cordero.

El acto se convirtió en un mitin político pues coincidió con la presentación de firmas para la reinscripción electoral de las agrupaciones políticas.

Jaime Nebot utilizó como tarima una planta de energía colocada en el sitio.  Junto a él estuvo la asambleísta Cinthya Viteri y la vicealcaldesa Doménica Tabacci, quienes inspeccionaron el proceso de levantamiento del monumento.

Un grupo de trabajadores de la alcaldía guayaquileña levantaron una cerca en el lugar donde el cabildo porteño pondrá un monumento provisional. En el lugar se instaló además una grúa y varios parlantes para transmitir el discurso de Nebot.   

El burgomaestre llegó acompañado por parte de la dirigencia del Partido Social Cristiano, del Movimiento Madera de Guerrero y un grupo de simpatizantes que gritaban consignas a favor de la colocación del monumento.

Por su parte, el gobernador del Guayas, Roberto Cuero, desestimó la marcha organizada por la alcaldía. “Nosotros no vamos a caer en ningún tipo de provocación. Que hagan el show que quieren hacer, sabemos que es de tipo político”, aseveró.

El gobernador dispuso que la fuerza pública resguarde y mantenga el orden. Los uniformados fueron orientados para no permitir ningún enfrentamiento con la policía metropolitana.

El gobernador Roberto Cuero desestimó la acción de construir un monumento provisional y señaló: “eso nos tiene sin cuidado, la intención es que no se caiga en ningún tipo de provocación”.

La resolución de un juez dispuso que el monumento a Febres Cordero no puede ser colocado en los bajos del barrio Las Peñas debido a que es un lugar patrimonial.

La marcha convocada por el alcalde guayaquileño partió pasadas las 11:00 desde el Palacio de Cristal hacia el barrio Las Peñas, en el extremo norte del Malecón. No se registraron incidentes.