El ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores anunció este lunes que entregará una contribución a las familias afectadas por las fumigaciones aéreas con glifosato (herbicida) contra cultivos ilícitos realizadas por Colombia en la frontera norte entre 2000 y 2007.

En un comunicado, la cartera indicó que "las contribuciones serán entregadas, de manera directa, a las familias afectadas por las aspersiones (de glifosato roundup más cosmoflux) y que residieron en la zona fronteriza" en ese período.

La Cancillería agradeció a las organizaciones sociales de afectados y a diversos organismos gubernamentales y no gubernamentales que "han colaborado con su movilización e información para efectivizar la próxima entrega de una contribución".

Asimismo, reiteró "su apertura al diálogo y su voluntad de colaborar positivamente, a fin de que todas las familias que se sientan con el derecho a recibir esta contribución, lo hagan cumpliendo requisitos mínimos", según el comunicado.

En septiembre de 2013, Colombia anunció la entrega de US$15 millones a Ecuador como compensación después de que Quito desistiera de una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Ecuador había presentado en 2008 una demanda contra Colombia ante la Corte por los efectos nocivos sobre la gente, animales, cultivos y ambiente que causaban las fumigaciones en la frontera común.

Por efecto de los vientos, el herbicida utilizado para las aspersiones llegaba a territorio ecuatoriano.

La compensación ofrecida por Bogotá se acordó luego de que los gobiernos de ambos países llegaron a un acuerdo para resolver el problema sin necesidad de que intervenga la Corte de La Haya.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, informó en aquel entonces que el acuerdo incluye el pago de US$15 millones por parte del gobierno de Colombia, recursos que Ecuador "utilizará para las necesarias reparaciones de las personas afectadas por las aspersiones que se produjeron".