Quito. La aprobación del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, subió cinco puntos porcentuales a un 46% en abril, en medio de la preocupación de los ecuatorianos por las políticas para generar empleo y mejorar la seguridad ciudadana, reveló un sondeo difundido el lunes.

La popularidad de Correa, un aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, se ubicaba en un 41% en febrero, el nivel más bajo desde que asumió el cargo en enero del 2007, según la encuesta de la firma Cedatos-Gallup Internacional.

Correa asumió el cargo con una nivel de aprobación del 73%, pero su popularidad ha ido bajando paulatinamente en los tres años de su administración.

La encuesta de Cedatos-Gallup reveló que la mayor aprobación a la gestión del mandatario la tiene la ciudad andina de Cuenca y la capital Quito. En tanto, en el puerto de Guayaquil, que alberga a la debilitada oposición, el índice es el más bajo del país, con un 40 por ciento.

El informe no dio razones del aumento de los niveles de popularidad del mandatario.

Correa ha sustentado sus altos niveles de popularidad en millonarios planes de ayuda social destinados a los sectores que han sido excluidos por décadas.

En el 2010, el Gobierno prevé invertir unos US$5.880 millones de dólares en proyectos clave, por lo que busca fuentes de financiamiento adicionales en países como Irán, Rusia y China, o presionando a sectores privados para cambiar las condiciones contractuales y que arrojen mayores recursos al país.

No obstante, las preocupaciones de los ecuatorianos persisten en la generación de empleo, que Correa no ha logrado solucionar durante su gestión.

En el primer trimestre, el índice de desempleo creció a un 9,1 por ciento, desde el 7,9 por ciento registrado en el 2009.

Otro tema de preocupación es la inseguridad, ya que los niveles de delincuencia han crecido en algunos sectores del país.

El sondeo se realizó entre el 12 y 16 de abril a unos 2.086 casos en todo el país. Tiene un margen de error del más menos 3,2 por ciento.