Quito. El Gobierno de Ecuador expresó hoy su rechazo a la decisión de Washington de prorrogar por un año más la orden ejecutiva que declara a Venezuela una amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos.

En un comunicado, el ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores, expresó a nombre del gobierno "su más firme rechazo" a esta decisión adoptada originalmente el 8 de marzo de 2015.

La decisión de prorrogar la orden ejecutiva "constituye una injerencia inaceptable sobre un país soberano y crea un grave riesgo a la paz y la democracia en la región", indicó el ministerio en el comunicado.

Agregó que "sanciones a terceros, como la adoptada, implican una injusta e inaceptable presión política y vulneran los principios de no injerencia y de igualdad de los Estados, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas".

Además, señaló que actuar por fuera del Derecho Internacional deslegitima al autor de la medida y atenta contra los esfuerzos que lleva adelante el gobierno de Venezuela en pos del diálogo nacional.

La reiteración de la decisión es, además, particularmente alarmante, porque pretende alterar la institucionalidad de un país, apuntó el ministerio.

Por esta razón, anotó, "Ecuador llama la atención a la comunidad internacional sobre el intento de desestabilizar el orden democrático venezolano, así como su orden interno y externo, y expresa su fraterna solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Venezuela".