Con los titulares ‘Ecuador intenta salvar a Assange de la perversa extradición a los EE.UU.’ y ‘Ecuador planea bloquear la terrible extradición de Assange a los EE.UU.’, la prensa inglesa detalla información ofrecida por los oficiales de la Embajada ecuatoriana y los abogados de Julian Assange, en relación a su pedido de asilo solicitado a Ecuador y su situación jurídica con el Reino Unido, Suecia y los Estados Unidos.

Assange, fundador de WikiLeaks, desde el 19 de junio habita en un pequeño cuarto del edificio de la Embajada ecuatoriana en un elegante barrio de Londres frente a la famosa tienda Harrods.

Paúl Lewis, del periódico The Guardian, en su reporte del viernes 27 de julio, hace referencia a que Ecuador pediría formalmente las mismas garantías a los Estados Unidos de haber algún procedimiento judicial en contra de Assange o de una “investigación que puede dar lugar a una solicitud de extradición más adelante”.

The Guardian menciona que “dos funcionarios de la Embajada de Ecuador dijeron haber estado buscando garantías del Reino Unido y Suecia para que Assange no sea enviado a los Estados Unidos, pero aún no reciben respuesta”.

Michael Ratner, abogado estadounidense de Assange, considera muy poco probable que Estados Unidos confirme al Ecuador o cualquier otra parte su intención de enjuiciarlo.

Kevin Rawlison, del periódico The Independent, en su publicación y citando a fuentes gubernamentales ecuatorianas de alto nivel, dice que se ha hecho un pedido formal a Suecia y “estarían felices en facilitar el cuestionamiento entre el Sr. Assange y la Fiscalía sueca en su Embajada en Londres”.

Mientras tanto en Ecuador, ayer la madre de Assange, Christine, mantuvo conversaciones con el canciller Ricardo Patiño. Ella se encuentra desde el sábado pasado en el país, invitada por el Gobierno para dar a conocer cuál es la situación jurídica de su hijo.

Luego de dos horas de diálogo, ofrecieron una conferencia de prensa conjunta que estuvo matizada por momentos de llanto de la madre de Assange, al explicar que si su hijo es extraditado a los Estados Unidos correría el riesgo de ser torturado y condenado a muerte por filtrar cables diplomáticos norteamericanos. Y pidió a Patiño protegerlo, pues en Estados Unidos se estaría instaurando un ‘gran jurado’ en el estado de Virginia para una acusación por conspiración al transmitir información protegida sobre defensa nacional.

“Mi gobierno (Australia) abandonó a mi hijo. El gobierno australiano ha dicho que ayudará a los Estados Unidos para detenerlo. Incluso amenazan con clausurarle el pasaporte (...). Estoy aterrorizada de lo que pase con mi hijo si es extraditado a los Estados Unidos”, expresó la madre, quien conmovida mostraba las fotografías del hacker cuando este tenía dos, cuatro y once años.

“No solo se trata de WikiLeaks y Julian, es un tema de justicia, sobre el futuro y la libertad de prensa. Somos luchadores como ustedes en Latinoamérica y no vamos a aceptar a quienes nos tienen maltratados, esta es una de las razones por las que Julian escogió al Ecuador”, puntualizó.

Patiño contó que el embajador de Ecuador en Suecia ha comenzado un trámite para “solicitar al Estado sueco que se proceda a tomarle al señor Assange sus declaraciones desde el lugar en el que está ahora, que es la Embajada del Ecuador en Londres”.

Christine Assange tiene previsto reunirse con el presidente Rafael Correa y con el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, entre hoy y el jueves.