Quito. El Gobierno de Ecuador dijo este martes que el grupo ilegal colombiano que opera en la frontera de ambos países le envió información sobre el secuestro de dos ciudadanos y un video de prueba de vida, en el que piden al presidente Lenín Moreno cumplir con las exigencias de sus captores.

La información surge cuando ambos países sudamericanos realizan operaciones militares conjuntas en la frontera tras el asesinato de tres trabajadores de un diario ecuatoriano, secuestrados por el mismo grupo formado por excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se rehusaron a desmovilizarse bajo el acuerdo de paz del 2016.

"A través del canal de comunicación establecido con alias Guacho nos ha llegado información (...) sobre un nuevo secuestro de dos ciudadanos", dijo el ministro del Interior, César Navas, a periodistas.

El Gobierno ecuatoriano identificó a las dos personas secuestradas como Oscar Efrén Villacís Gómez y Katty Vanesa Velasco Pinargote, quienes se habrían dirigido este miércoles al conflictivo cantón San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, desde otro punto del país andino.

 

 

"El último contacto telefónico lo tienen en la noche del miércoles con la familia y posteriormente el jueves en la noche se recibe un mensaje de texto, que está siendo analizado por su contenido", dijo el ministro del Interior, César Navas, a periodistas.

Sin embargo, se desconocen las circunstancias del secuestro y el lugar donde se encontraba la pareja, añadió. Navas precisó que los captores utilizaron el mismo canal de comunicación que cuando informaron el secuestro de los dos periodistas y su conductor.

En el video, proyectado por el Gobierno, aparece la pareja amarrada de cuello y manos y resguardada por dos personas armadas. Uno de los secuestrados solicita a Moreno ayuda para evitar la misma suerte del equipo periodístico de El Comercio, cuyo asesinato fue anunciado la semana pasada tras su secuestro.

El ciudadano, que dice ser ecuatoriano, pide además a Moreno que cumpla con las exigencias de los secuestradores.

Navas explicó que el grupo pide liberar a algunos de su miembros que fueron detenidos en operativos realizados por las autoridades ecuatorianas y se encuentran en cárceles del país andino.

 

Los equipos especializados de la Policía ecuatoriana están realizando las acciones para poder tomar contacto con los captores y establecer un comité de crisis, dijo el ministro. "No se puede romper un Estado de derecho, cualquier acción que se tome será ceñido al mismo", afirmó.

Los gobiernos de Ecuador y Colombia han dicho que harán todos los esfuerzos para capturar a su líder Walter Artízala, alias "Guacho", por quien Ecuador puso una recompensa de US$100.000. Colombia, por su parte, subió la recompensa a US$148.000 por información que lleve a su captura.

Ese grupo armado ilegal, que no aceptó los términos del acuerdo de paz firmado con el presidente Juan Manuel Santos con las FARC en el 2016 para acabar con un conflicto de más de medio siglo, continúa con actividades ilícitas como el narcotráfico en el sur de Colombia.

"Cobardes porque se valen de escudos humanos para querer chantajear el pueblo ecuatoriano. Quieren robarnos la paz que hemos vivido, pero no lo vamos a permitir", agregó Navas.

Moreno dio la víspera una plazo de 10 días para que Guacho se entregue a la justicia.