El ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, anunció este jueves que sí otorgará asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

La decisión la basó en once puntos, uno de ellos que Assange compartió con el público información de interés general que afectó a funcionarios y a terceros, que Ecuador está consciente de que la Fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria y que impidió a Assange ejercer su legítima defensa.

Agregó que existe la posibilidad de que peligre la vida de Assange, incluso por la pena capital que pueda ser aplicada en Estados Unidos.

Patiño añadió a su defensa para la decisión de conceder el asilo en las resoluciones tomadas con otros ciudadanos, en el beneplácito que ha recibido Ecuador por albergar a los refugiados y darles protección, en el Convenio de Ginebra, la Convención de Asilo diplomático de 1954, la Declaración 2312 de 1967, la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El canciller recordó el motivo del pedido de asilo político que hizo Assange, cuando el pasado 21 de julio se presentó en la Embajada de Ecuador.

Patiño ratificó la posición de Ecuador sobre la amenaza que, asegura, el Reino Unido hizo a Ecuador. Para el canciller el comunicado del Reino Unido es un ofensivo ataque al derecho de Ecuador de decidir sobre el caso de Assange.

Reiteró la convocatoria a la Unasur y a la Organización de Estados Americanos (OEA) a una reunión para tratar el tema.

Señaló que hasta el momento no ha recibido una disculpa del gobierno de Reino sobre lo que llamó la consideró una carta ofensiva.

Leyó una nota de prensa del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que se condena el ataque a la sede de la Embajada del Reino Unido en Irán y llama a la proteger la casa diplomática.

* Con información de El Universo de Guayaquil y Reuters.