Quito. Ecuador declaró este martes "persona non grata" a la embajadora de Estados Unidos en Quito, Heather Hodges, y le solicitó que abandone el país, en reacción a unos comentarios realizados por la diplomática sobre una supuesta corrupción policial y que fueron publicados en WikiLeaks.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dijo que había solicitado una explicación a la embajadora sobre sus afirmaciones, pero que no obtuvo una respuesta satisfactoria.

"El gobierno de Ecuador ha decidido considerar a la señora como una persona non grata para el gobierno nacional y hemos pedido que abandone el país en el menor tiempo posible", dijo el canciller, a periodistas.

La embajadora habría firmado un documento que fue publicado en WikiLeaks, en donde revela actos de corrupción al interior de la policía del país, y señala que el ex comandante de la fuerza, Jaime Hurtado, utilizaba su autoridad "para extorsionar, acumular dinero y propiedades y obstruir las investigaciones".

En el mismo cable, que fue publicado por el diario El País de España, Hodges afirma que estas prácticas eran conocidas por los altos mandos policiales y agrega que un funcionario de la embajada estaba seguro que el presidente Rafael Correa también sabía de los actos cuando designó a Hurtado como comandante.

La embajadora además advierte que Correa nombró a Hurtado en abril del 2008 para tener un jefe "fácilmente manipulable", según los cables de WikiLeaks.

Antes las revelaciones, Patiño convocó a la embajadora a una reunión para que aclarara las afirmaciones que fueron reveladas por WikiLeaks.

Hodger "manifestó que esa información era robada y por lo tanto no tengo nada que comentar sobre ello. Esa respuesta es insatisfactoria para el gobierno de Ecuador", agregó Patiño.

Ante esta negativa, el gobierno decidió la medida diplomática que fue comunicada a las autoridades estadounidenses a tempranas horas del martes.

No se pudo contactar de inmediato a la embajada de Estados Unidos para que haga un comentario sobre el caso.

Correa expulsó en 2009 a funcionarios de la embajada de Estados Unidos, argumentando intromisión en asuntos internos, relacionados con equipos otorgados a la policíóa del país andino.