Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, indicó este sábado que se realizará una declaración del estado de emergencia para el sector de la salud pública, generado por la incontrolable demanda de la población.

El mandatario explicó que durante los últimos cuatro años, las consultas externas crecieron de 14 a 30 millones, según informó Prensa Latina.

La medida, que será promulgada este lunes, permitirá al Ejecutivo movilizar fondos de otras partidas presupuestarias para el sector salud, aunque el presidente acotó que "no basta con más plata, se necesita un poco de compromiso para arreglar las cosas".

Según lo explicado por Correa, "costaría unos US$400 millones dar medicina gratuita a todos los ingresados en hospitales públicos y sólo tenemos unos US$100 millones, por lo que hemos preparado un plan emergente para transformar la estructura hospitalaria hacia una atención digna y eficiente".

Para la intervención hospitalaria de emergencia, anunció se destinarán US$106 millones y al proyecto de extensión de la red de salud, US$300 millones para comprar instalaciones y hospitales privados, para un total de US$406 millones en el 2011.