La organización político-cultural de izquierda Diabluma y Juventud Revolucionaria Alianza PAIS presentaron una acción de protección en la Corte Provincial de Justicia para evitar que se instale en Guayaquil, cerca al barrio Las Peñas, un busto en honor a León Febres-Cordero.

"Nadie nos paga, nuestros ideales tienen valor, no precio, si se da sabremos que hay cinco metros de infamia de mentira, de crimen #GuayaquiLibre", tuiteó anoche la agrupación @DiablUma_Gquil ante el reclamo de un detractor.

El municipio de Guayaquil adecuó la planchada ubicada entre el Malecón 2000 y el Fortín del barrio Las Peñas, para levantar en los próximos días el monumento al ex presidente de Ecuador y ex alcalde de Guayaquil, que se elabora en España.

Diabluma consideró este lunes que "no se puede imponer en un lugar emblemático del pueblo guayaquileño el monumento de León Febres-Cordero, cuyo régimen tiene un centenar de denuncias sobre desapariciones y torturas y cuya política de estado fue la represión".

La decisión ha generado la controversia con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), que asegura que la zona donde se instalará la figura del fallecido ex jefe de Estado, es patrimonial, y que el municipio no tiene facultades legales para ejecutar los trabajos.

Diabluma es una organización político-cultural de izquierda que rechaza al capitalismo y que se ha identificado con agrupaciones juveniles, obreras e indígenas. Entre ellas se cuentan colectivos de punkeros y rockeros.

Esta organización junto a la Cámara Bolivariana de Economía Solidaria, Asociación Sumak Tarpuy Ayllukunapak, Confederación de Afiliados al Seguro Social Campesino, y la Corporación Nukanchi Allpa, demandaron a revista Vistazo por el editorial ‘Un NO rotundo’, a través del cual el medio expresó su punto de vista sobre la consulta popular que convocó Rafael Correa.

Este grupo fue además una de las agrupaciones que apoyaron la pregunta 8 de la consulta popular, en la que se prohibían los espectáculos que tengan como finalidad la muerte del animal.

Entre sus acciones principales está la realización de conciertos contra el fascismo. También ha elaborado material de difusión y ha llevado a cabo foros y conversatorios en universidades y sitios públicos para alertar del movimiento neonazi en Ecuador.