Quito. Útiles escolares económicos, educación gratuita de calidad, bachillerato unificado, aumento de la escolaridad, programa de alimentación escolar, exigencia del examen TOEFL a los profesores de inglés, programa Hilando al Desarrollo que apoya a los artesanos con la entrega de confección de uniformes.

Esos son entre otros los logros del actual gobierno en el campo de la educación básica y secundaria, que están a la vuelta de la esquina del inicio del año lectivo 2012-2013, con un nuevo estándar educativo.

El próximo lunes, cerca de dos millones de estudiantes escolares y colegiales de la región andina y amazónica iniciarán clases.

Por primera vez, los estudiantes de primero y segundo de bachillerato van contar con nuevos textos escolares, correspondientes al Bachillerato General Unificado, que brinda una mejor posibilidad a los graduados de elegir de manera más apropiada sus carreras universitarias o su incorporación al mundo del trabajo.

El nuevo currículo del Bachillerato General Unificado permite el desarrollo de habilidades y destrezas de los estudiantes de cara a la universidad y también para tener oportunidades positivas de trabajo.

“Antes, en cuarto curso, debían escoger la especialidad que definiría también la carrera que tomarían en la universidad. El Ecuador tuvo durante décadas ese bachillerato, que no le permitía al estudiante conocer suficientemente el área en donde se iban a especializar. Era una decisión que no la tomaba el alumno con todos los elementos de juicio y muchas veces esa era una elección de la familia. Hoy el estudiante va a estar preparado en todas las áreas del conocimiento”, señaló la ministra de Educación, Gloria Vidal, en entrevista con El Ciudadano TV, sobre los avances registrados a lo largo de los casi seis años de gestión del presidente Rafael Correa.

“Los estudiantes van a tener la posibilidad de acercarse más a las ciencias experimentales, a las ciencias exactas, a las ciencias sociales”, añadió.

Asimismo, como novedad para este año lectivo se presenta una nueva generación de textos escolares en inglés. “Toda la enseñanza de este idioma se está renovando, pues hemos puesto a los profesores un sistema de evaluación que tiene estándares internacionales, lo que incluye la rendición de cuentas a través del examen TOEFL”, dijo la Ministra Vidal.

Solamente en el régimen Sierra, para los textos de primero a décimo de educación general básica, hay una inversión cercana a los $ 8 millones. Para los textos escolares del Bachillerato y los textos escolares de inglés son alrededor $ 4 millones adicionales.

La Ministra también se refirió al programa de alimentación escolar, en el que niños y niñas de lugares rurales o de zonas urbano marginales y que necesitan este apoyo se verán beneficiados, al contar con los nutrientes necesarios para abordar un proceso educativo.

Alrededor de 900.000 niños personas se benefician con este programa que va desde la educación inicial hasta el décimo de la educación básica.

En otro rubro, más de 500.000 niños y niñas de educación inicial y educación básica de las zonas rurales del régimen Sierra se respaldan con la entrega de uniformes. “Aquí es en donde se apela a la economía popular y solidaria, es decir una gran cantidad de artesanos, como digo yo, cosen no solamente uniformes sino cosen dignidad”.

El programa Hilando al Desarrollo permite a los pequeños productores entrar al mercado de confección de uniformes, antes exclusivo para grandes empresas.

Dentro del plan de la revolución ciudadana tiene trascendencia mayor la inclusión social, que significó sacar a 450 mil niños de las calles y del trabajo infantil para aumentar sus oportunidades de salir de la pobreza.

La inauguración del año lectivo 2012-2013 se realizará el 3 de septiembre en la Unidad Educativa del milenio Sumac Yachana Wasi, en Imantag, provincia de Imbabura (norte andino).