Quito. Ecuador espera una respuesta positiva por parte de Perú a la carta náutica que fija su frontera marítima, lo que le evitaría "involucrarse" en una disputa limítrofe entre Lima y Santiago en La Haya, dijo el miércoles un funcionario.

Quito remitirá en las próximas horas a las Naciones Unidas la cartografía de su frontera marítima con Perú, basados en antiguos tratados que también suscribió con Chile, lo que según expertos respaldaría la tesis chilena en el litigio fronterizo en la Corte Internacional de La Haya.

"Nosotros esperamos tener una respuesta positiva (por parte del Perú) (...) para que tengamos, de alguna manera, razones suficientes como para no involucrarnos en un conflicto jurídico que Perú y Chile tienen por su cuenta", dijo el canciller Ricardo Patiño, a un medio local.

En el Perú, el presidente Alan García reiteró que Lima y Quito no tienen un problema limítrofe pendiente y que, aunque aún no han visto la carta náutica ecuatoriana, "en principio está dentro de los lineamientos que siempre hemos respetado con Ecuador".

Lima impulsa desde 2008 un proceso en el tribunal internacional por un diferendo limítrofe con Santiago y solicitó que los límites deberían considerar una línea equidistante entre ambos países, por lo que desconoce los acuerdos que Ecuador está utilizando para elaborar su nueva carta náutica.

Para Chile sus límites marítimos con Perú fueron ratificados en los tratados suscritos en 1952 y 1954, los que también regulan los límites entre Quito y Lima.

Desde España, el presidente chileno, Sebastián Piñera, valoró la decisión de Quito y destacó que esta carta náutica ratifica lo que ha sido una posición permanente tanto de Ecuador como de Chile, que los tratados del '52 y del '54 fijaron los límites marítimos para las tres naciones.

"En esta materia, Ecuador y Chile mantienen una posición firme, clara, coherente, y nos parece poco explicable y poco comprensible que Perú pretenda aplicar de una forma los tratados con Chile y de otra con Ecuador", dijo Piñera.

Ecuador y Perú han señalado que no tienen ningún problema limítrofe desde la suscripción de un acuerdo de paz en 1998, con lo que pusieron fin a una guerra no declarada.

"Estamos diciendo (con la carta náutica): este que es nuestro límite, nosotros lo estamos haciendo conocer internacionalmente y estamos esperando un pronunciamiento más específico (de Perú)", dijo Patiño.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el fin de semana que de no tener una respuesta favorable de Perú al documento tomaría "otra clase de decisiones", pero sin detallar las futuras acciones.

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, aclaró a medios de su país que el Gobierno se tomará el tiempo necesario para realizar las evaluaciones y consultas pertinentes a la carta náutica ecuatoriana.

La Corte de la Haya ha notificado a Quito para que opine sobre la disputa entre Lima y Santiago, pero Correa ha inisitido en que su país no tiene obligación de responder y no intervendrá en el litigio de sus vecinos.