Quito. En la noche de este viernes arribó al país el ex embajador de Ecuador en Estados Unidos, Luis Gallegos, quien se mostró preocupado por las implicaciones que tendría el impasse diplomático entre ambas naciones, especialmente para los ecuatorianos que viven en territorio estadounidense.

Gallegos fue recibido por el vicecanciller Kintto Lucas, quien agradeció “el trabajo de acercamiento y defensa del honor y la soberanía del país”, ejercido por el diplomático de carrera durante sus cinco años y medio de gestión en Washington.

Para el embajador la divulgación de los cables de Wikileaks, que generaron la controversia entre los dos países, “demuestran una diplomacia que necesita profundos cambios. Espero que la señora (Hillary) Clinton los haga, porque han traído problemas para el pueblo estadounidense. Este estilo de hacer diplomacia debe cambiar”.

Gallegos fue declarado persona no grata por el gobierno de Barack Obama, como medida recíproca a igual declaración realizada por el canciller Ricardo Patiño contra la exembajadora Heather Hodges, luego que se revelaran unos cables diplomáticos en los que la funcionaria hablaba de una presunta corrupción generalizada en la policía nacional.

Prefirió no referirse a su futuro diplomático y dijo esperar una reunión con el canciller Patiño, este lunes. Tampoco calificó la reacción del gobierno del presidente Rafael Correa, pero señaló que “este es un juego propio de la diplomacia. He tenido el honor de representar al pueblo ecuatoriano y sabía a lo que me atenía”.

Mientras, Correa, dijo que no ha recibido ningún comunicado oficial del gobierno de EE.UU. de suspender el diálogo bilateral con Ecuador.