En una declaración juramentada de cuatro páginas, la jueza temporal Mónica Encalada reveló que fue víctima de presiones de uno de los abogados del presidente Rafael Correa, durante el trámite en primera instancia de la querella penal entablada contra El Universo, sus directivos y Emilio Palacio, ex editor de Opinión.

Encalada remitió este martes el documento al fiscal distrital del Guayas, Antonio Gagliardo, quien le había solicitado que rindiera declaración dentro de la indagación previa seguida contra el juez Juan Paredes, por la denuncia de prevaricato y falsedad ideológica efectuada por la defensa de El Universo.

Este martes, en una rueda de prensa, el procurador judicial de El Universo, Joffre Campaña, leyó parte de la declaración de la jueza, en la que afirma haber recibido una llamada de uno de los abogados de Correa (no lo identificó) pidiéndole que fuese ella quien presida la audiencia de juzgamiento prevista para el 19 de julio del 2011, pese a que ya había culminado su encargo del trámite del caso.

Encalada agrega que luego de esta conversación, el juez Paredes le mencionó que “aunque Gutemberg (Vera) no cobrará nada por este juicio, a él le van a dar el cobro de las deudas de los bancos cerrados, y eso era una millonada (...). Él ofrece y se compromete a quien haga la sentencia, lo hará participar en ese negocio; también se mandan a pagar en la sentencia  US$3 millones por honorarios profesionales para los abogados y él está dispuesto a entregar un 25% en esta instancia”.

Según la jueza, Paredes le habría asegurado que quien haga la audiencia no tendría que preparar el fallo sino notificarlo solamente: “La sentencia está bien trabajada y fundamentada, pues Gutemberg (Vera) no duerme haciéndola, lleva semanas trabajándola”.

 

Asimismo, la jueza negó haber participado en la elaboración del fallo que condenó a los directivos de este medio a tres años de cárcel y al pago de una millonaria indemnización a favor de Correa, como lo afirmó Paredes en su comparecencia en la Fiscalía distrital.

En esa diligencia, el juez temporal afirmó que había logrado redactar la sentencia rápidamente porque Encalada le facilitó un pendrive que contenía partes de la querella y otros escritos en formato Word. Ella, en cambio, dice que le facilitó esos archivos para que los leyera antes de la audiencia, pero estos fueron guardados en PDF.

Campaña presentó un video (de 56 segundos) en el que la magistrada señala que resolvió enviar su testimonio a la Fiscalía por escrito tras recibir amenazas por parte de la defensa de Correa. Adelantó que analizaba la posibilidad de salir del país.

El defensor de este medio dijo que esta versión confirma que Paredes no redactó la sentencia condenatoria y que pretendió inculpar a Encalada.

“La pregunta es: doctores (Jorge) Blum, (Paúl) Íñiguez, (Wilson) Merino, ¿van ustedes a realizar la audiencia mañana (hoy) para sentenciar a Diario El Universo con conocimiento pleno de este enorme acto de corrupción? presidente (Rafael) Correa, ¿va usted mañana a concurrir a la audiencia para que se valide la sentencia que le otorga US$40 millones?”, fustigó Campaña, quien exhortó al fiscal Antonio Gagliardo a iniciar una instrucción fiscal contra Paredes.

Encalada fue la cuarta jueza que actuó en la primera instancia del proceso. Asumió el trámite el 31 de junio del año pasado, una vez que este Diario recusó al juez Sucre Garcés.

Al día siguiente, pasadas las 08:30, se presentó en el Juzgado 15º de Garantías Penales, donde se ventilaba el caso; y poco antes del mediodía emitió una providencia en la que negó la mayoría de las pruebas presentadas por la parte acusada y fijó la audiencia de juzgamiento para el 19 de julio.

El Universo solicitó la revocatoria de esa providencia, alegando que la jueza Encalada no tenía competencia para convocar a la audiencia. Y el 4 de julio se la recusó

Al día siguiente, la jurista presentó su excusa. Y la delegación provincial del Consejo de la Judicatura la reemplazó con Carmen Argüello, pero esta se excusó, por lo cual el caso volvió a Encalada.

El 11 de julio, dicha jueza emitió otra providencia en la que negó todos los pedidos de revocatoria y confirmó la audiencia. Ella actuó en el proceso hasta el día anterior a la diligencia.

Por su actuación, el defensor de la compañía El Universo, Xavier Zavala, presentó una denuncia penal en su contra por prevaricato y por haber negado la presentación de pruebas de los querellados. En ese caso, la Fiscalía distrital abrió la indagación previa.

Mientras, el abogado del presidente de la República, Gutemberg Vera, dijo la noche de ayer en Quito que seguirán “las acciones legales que correspondan a quienes usando documentos falsos” pesan como actores de “delito de falsedad”, sustentándose en el artículo 341 del Código Penal.

Aunque no dio nombres sobre los posibles demandados, el abogado del jefe de Estado aclaró que no iniciará ninguna acción contra la jueza Mónica Encalada, pese a reconocer que cometió un delito, señalando que “es una víctima, utilizada y lógicamente fue coimada”.

Indicó que el delito cometido por Encalada se sujeta en el artículo 292 del Código Penal: “todo funcionario o todo agente de policía que habiendo tenido noticia de la perpetración de un delito no lo pusiera en conocimiento de un juez de instrucción, será reprimido con prisión de 15 días a 6 meses”.

Textual: Anuncio
Rafael Correa, Presdirente de la República:

“La casación es solo revisar si la sentencia está bien hecha, puede decir los aspectos de derechos, ya no de hecho; como en los hechos tenemos razón y en los derechos también, si hay justicia en este país, mañana (hoy) tendremos que ganar el caso contra El Universo”.